El Banco Central de Argentina vuelve a rebajar el tipo de interés de referencia

ARGENTINA

El Banco Central de Argentina bajó este jueves al 52 % el tipo de interés de referencia de la política monetaria, la tercera reducción desde el cambio de Gobierno en el país austral.

La autoridad monetaria redujo en tres puntos porcentuales el límite inferior de la tasa para la colocación de Letras de Liquidez (Leliq) y que sirve de referencia de la política monetaria.

Ésta es la tercera bajada dispuesta por el Banco Central desde que el peronista Alberto Fernández asumió la Presidencia argentina el pasado 10 de diciembre.

La primera bajada fue el 19 de diciembre, del 63 al 58 %, y la segunda el 26 de diciembre, del 58 al 55 %.

La tasa de las Leliq, que llegó a un récord del 85,9 % en septiembre pasado, sirve de referencia para los préstamos y depósitos del sistema bancario.

El nuevo Gobierno de Fernández ha planteado la necesidad de una bajada gradual de los tipos de interés para abaratar el crédito y reactivar la golpeada economía argentina, en recesión desde abril de 2018.

Los expertos que mes a mes consulta el Banco Central para su informe de expectativas prevén que la tasa de referencia bajará al 48 % en marzo próximo, al 43 % en junio y al 37 % a finales de 2020, con una inflación calculada para este año del 42,2 %.

Días atrás, en declaraciones periodísticas, el nuevo presidente del Banco Central de Argentina, Miguel Pesce, adelantó la reducción de la tasa de referencia concretada este jueves con el objetivo de impulsar una reactivación de la economía.

Pesce sostuvo que las altas tasas fijadas por la anterior gestión no dieron resultado para bajar la inflación, que habría acumulado en 2019 un alza cercana al 55 %.

Durante el Gobierno del conservador Mauricio Macri (2015-2019), el Banco Central había utilizado las Leliq como instrumentos para absorber pesos de la plaza e intentar frenar la aceleración inflacionaria, pero para ello debió convalidar tasas de interés cada vez mayores que las entidades financieras luego trasladaban a la concesión de préstamos, generando un fuerte encarecimiento del crédito en Argentina.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.