El 30% de las empresas no tuvo ingresos para pagar los intereses de deuda durante la crisis

Casi un tercio de las empresas no logró los suficientes ingresos para pagar los intereses de deuda en los peores momentos de la crisis. En concreto, un 30% de las compañías se vieron en esa situación en 2012. Una situación que se ha relajado desde entonces, según el ratio de cobertura de intereses publicado por el Banco de España este jueves y que mide la proporción entre los excedentes generados por la actividad ordinaria antes del pago de intereses y los gastos financieros. Una de las consecuencias de esta asfixia es que las compañías no tienen margen para llevar a cabo proyectos de inversión o ampliar las plantillas. Estas empresas llegaron a suponer, en términos de empleo, en un 19%, y su deuda alcanzó el 28% respecto al total.

Asimismo, el estudio 'Evolución del grado de presión financiera soportada por las empresas no financieras españolas: 2007-2016' también refleja que las compañías sujetas a mayor presión financiera pasó de un 17,1% en 2007 a un 28,4% en 2012, incidiendo en mayor medida en el caso de las compañías del sector de la construcción y servicios inmobiliarios. El organismo que dirige Luis María Linde resalta que a partir de 2013 «se observa una progresiva mejoría, reduciéndose de forma significativa la proporción de las empresas con una posición vulnerable, especialmente en el segmento de pymes.»

 Asimismo, durante los años de recesión las empresas con menor grado de presión financiera se mantuvieron siempre en valores elevados, por encima del 65% en el caso de las pymes y del 70% en el caso de las grandes compañías. El grueso de este empeoramiento se produjo entre 2008 y 2009, cuando el grupo de sociedades con mayor presión financiera se disparó un 79,7% y un 60,1%, respectivamente. La tendencia empezó a revertirse a parter de 2013 y sobre todo desde 2014, cuando el porcentaje de empresas que mejoró su situación financiera fue superior al de las que la empeoraron.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.