Economía.- Exdirectivo de AESA cree que se debió obligar a Boeing a cambiar el diseño del avión del accidente de Spanair

El ex director de Seguridad de Aeronaves de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) Luis Rodríguez Gil ha manifestado este martes en el Congreso que se debió obligar a Boeing a modificar el diseño del modelo de aeronave MD-82, que se accidentó en agosto de 2008 en el aeropuerto de Madrid-Barajas causando 154 muertos, una vez se registró un accidente similar en Detroit (Estados Unidos), en 1987.

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El ex director de Seguridad de Aeronaves de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) Luis Rodríguez Gil ha manifestado este martes en el Congreso que se debió obligar a Boeing a modificar el diseño del modelo de aeronave MD-82, que se accidentó en agosto de 2008 en el aeropuerto de Madrid-Barajas causando 154 muertos, una vez se registró un accidente similar en Detroit (Estados Unidos), en 1987.

Durante su comparecencia ante la comisión que investiga el accidente del vuelo JK 5022 de Spanair, el exdirectivo de la AEASA ha asegurado que, en caso de haber sido responsable de la autoridad de diseño, se habría reunido con el fabricante para reclamarle una solución que podía aportar u "obligarle a hacerlo".

Rodríguez Gil ha lamentado que, tras el accidente de Detroit, y recomendando la agencia de aeronavegabilidad norteamericana la puesta en marcha de un dispositivo de seguridad complementario que advirtiera de un posible fallo, este finalmente no se llevara a cabo. El exdirectivo de AEASA ha dicho que esta modificación era "importante" desde el punto de vista técnico y económico.

En caso de haber sido en España, ha proseguido, la obligación al fabricante para modificar el diseño se tendría que haber realizado a través de la publicación de una directiva por parte de la autoridad de navegación aérea o por parte de un mandato de la autoridad de diseño.

En este sentido, Rodríguez Gil ha apostado por dotar de una mayor obligatoriedad las recomendaciones de las autoridades, como las de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidencias de Aviación Civil (CIAIAC) y "reforzar" este organismo con "gente que sepa" y su "independencia". A pesar de ello, ha asegurado que este organismo, durante su paso por la Administración, era "absolutamente" independiente.

Asimismo, ha asegurado que las autoridades de navegabilidad vigilaron a Spanair una vez se informó que atravesaba "problemas económicos" pero que "no hubo ninguna información negativa al respecto".

En este sentido, ha informado de que la compañía se sometió a más de 300 inspecciones, que en el momento de renovar su autorización "ninguna discrepancia estaba abierta" y que "la sensación es que cumplía con los estándares de seguridad europeos".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.