Economía/Empresas.- El fabricante de las gafas Ray-Ban ganó un 10% más en 2017, hasta 970 millones

Prevé completar su fusión con Essilor en la primera mitad de 2018

Prevé completar su fusión con Essilor en la primera mitad de 2018

MILÁN, 26 (EUROPA PRESS)

El fabricante de las gafas Ray-Ban y Oakley, Luxottica, contabilizó un beneficio neto atribuido a los accionistas de 970 millones de euros al cierre del ejercicio fiscal 2017, lo que supone un incremento del 10% respecto a las ganancias de un año antes, según informó en un comunicado.

La cifra de negocio neta de la compañía italiana se elevó a 9.157 millones de euros, un 0,8% más que un año antes. La mayor parte de sus ingresos provinieron de la venta al por menor, que representaron el 60% de la facturación total, hasta 5.652 millones de euros, un 1,7% más. Los ingresos por la venta al por mayor cayeron seis décimas.

Luxottica explicó que el rendimiento del último año es el resultado de la "profunda transformación y renovación" estratégica del grupo, basada en una relación más directa con el consumidor y una amplia digitalización de todo el negocio.

Entre sus iniciativas las importantes de 2017, la compañía destacó el lanzamiento de las nuevas gafas graduadas de Ray-Ban, la armonización de precios entre canales de venta, la mayor segmentación y atención en la distribución mayorista y el desarrollo continuo de las plataformas de comercio electrónico.

Por otro lado, el consejo de administración propondrá en la próxima reunión de la junta, que tendrá lugar el 19 de abril de 2018, el reparto de un dividendo ordinario en efectivo por importe de 1,01 euros por acción, equivalente al 50% de los ingresos netos ajustados, lo que arroja un valor total de aproximadamente 483 millones de euros.

De cara a 2018, Luxoticca prevé "otro año de crecimiento e importantes inversiones". Concretamente, prevé que las ventas crezcan entre un 2% y que el beneficio neto ajustado se incremente alrededor de 1 o 2 veces en relación a las ventas.

UN GIGANTE EUROPEO

El pasado 16 de enero, el fabricante de lentes Essilor, propietario de la marca Varilux, alcanzó un acuerdo para hacerse con la participación del 62% que el fundador de Luxottica, Leonardo Del Vecchio, mantiene en el fabricante de las gafas Ray-Ban y Oakley, tras lo que lanzaría una oferta de adquisición sobre el resto del capital social de la compañía italiana en una fusión que dará origen a un gigante europeo de casi 50.000 millones de euros.

Según los términos del acuerdo, el holding luxemburgués Delfin, que representa los intereses de la familia Del Vecchio, que controla un 62% de Luxottica, entregará todas sus acciones en la firma italiana a Essilor a cambio de una participación de entre el 31% y el 38% en la nueva sociedad, que se llamará EssilorLuxottica.

A su vez, el fabricante francés de lentes lanzará una oferta de compra sobre el resto de acciones de Luxottica en las mismas condiciones que las ofrecidas a Delfin, que suponen el canje de acciones a razón de una acción de Luxottica por 0,461 títulos de nueva emisión de Essilor, lo que valora la firma italiana de gafas en casi 23.000 millones de euros.

En el comunicado, Luxottica expresó su intención de que la fusión se complete en la primera mitad de este ejercicio, aunque la operación aún está sujeta a la aprobación por parte de las autoridades antimonopolio de ciertas jurisdicciones.

"Confirmamos que 2018 será un año de mayor crecimiento, en el que continuaremos invirtiendo para fortalecer nuestro negocio en todos los mercados. Esperamos escribir un nuevo capítulo de nuestra historia junto con nuestros socios franceses en Essilor", indicó el presidente de Luxottica, Leonardo Del Vecchio.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.