Economía.- Commonwealth Bank, el mayor banco de Australia, admite la pérdida de datos de 20 millones de clientes en 2016

Commonwealth Bank, el mayor banco por capitalización de Australia, ha admitido la pérdida de datos financieros de 19,8 millones de clientes en mayo de 2016, aunque ha afirmado que no existe evidencia de que la información se viera comprometida o se hubiera utilizado posteriormente en alguna actividad sospechosa.

SÍDNEY, 3 (EUROPA PRESS)

Commonwealth Bank, el mayor banco por capitalización de Australia, ha admitido la pérdida de datos financieros de 19,8 millones de clientes en mayo de 2016, aunque ha afirmado que no existe evidencia de que la información se viera comprometida o se hubiera utilizado posteriormente en alguna actividad sospechosa.

Según ha explicado la entidad, los datos perdidos, que incluían nombres de clientes, direcciones, números de cuenta y detalles de transacciones desde el año 2000 hasta principios de 2016, deberían haber sido destruidos por una empresa subcontratada para desmantelar su centro de datos.

Concretamente, se trataba de dos cintas magnéticas, que Commonwealth ha garantizado que no contenían contraseñas u otros datos que pudieran usarse para utilizar de forma fraudulenta ninguna cuenta, de las que no se pudo determinar su destrucción.

No obstante, el banco australiano ha aseverado que en 2016 ordenó la apertura de una investigación, realizada por KPMG, y en la que se concluyó que "el escenario más probable" es que las cintas fueron eliminadas. "El banco inmediatamente puso en marcha mecanismos de supervisión para proteger aún más a los clientes", reiteró la entidad.

Asimismo, ha señalado que la Oficina de Comisionado de Información de Australia y la Autoridad de Regulación Prudencial de Australia (APRA) fueron notificados del incidente en su momento y se les proporcionó los resultados de la investigación. "La decisión de no notificar a los clientes se tomó a la luz de los hallazgos de las investigaciones", ha reconocido el Commonwealth Bank.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.