Diputada del PP de Madrid de baja acude en taxi para votar los presupuestos

La diputada del PP Isabel Redondo, de baja médica tras someterse a dos operaciones el pasado mes de febrero, ha llegado finalmente a la Asamblea de Madrid en taxi para votar y que evitar que prosperen las enmiendas a la totalidad de los presupuestos regionales de 2017 presentadas por el PSOE-M y Podemos.

Visiblemente molesta y con dificultades para caminar, la parlamentaria ha descendido del taxi delante del Parlamento regional poco después de las 13 horas.

Allí le esperaba la diputada de su grupo Sonsoles Aboín, que le ha acompañado agarrada del brazo hasta la puerta del Pleno donde continuaba el debate de las enmiendas a la totalidad de los presupuestos con la segunda intervención de la consejera de Economía, Engracia Hidalgo.

"Me encuentro mejor, todavía convaleciente porque la herida no ha cicatrizado. Pero bueno, este momento requería un esfuerzo y aquí estoy", ha declarado a los medios.

Su presencia en las votaciones es clave para que no prosperen las enmiendas a la totalidad de los presupuestos, ya que entre el bloque de PSOE-M y Podemos (que votará a favor) y el de PP y Ciudadanos (en contra) sólo hay un diputado de diferencia.

El voto telemático, que daría la posibilidad a los diputados regionales de votar a distancia en casos excepcionales como embarazo o enfermedad, no está implantado en la Asamblea de Madrid.

Recientemente, el grupo parlamentario del PP presentó una proposición de ley para adelantar su puesta en marcha y no esperar a cerrar una reforma integral del reglamento de la Cámara, pero no salió adelante debido a la abstención de PSOE-M y Podemos.

"Hubiera agradecido a los grupos de la oposición vivamente que hubieran facilitado el voto telemático. Para mí ha sido un poco angustioso, corría el reloj, la fecha se acercaba y eso te genera cierto agobio, pero aquí estoy", ha dicho Redondo.

La diputada está de baja desde el pasado 1 de febrero, cuando se sometió a una operación que se complicó con una peritonitis, lo que le obligó a ingresar en el quirófano poco después, el 4 de febrero.

Tras llevar más de un mes hospitalizada, le dieron el alta pero sigue de baja médica recuperándose en su domicilio.

Con la presencia de Redondo se produciría un empate en las votaciones a las enmiendas a la totalidad, pero tras tres empates consecutivos éstas decaerían, por lo que no saldrían adelante y la tramitación de los presupuestos seguiría su curso.

Por el momento, no ha acudido al Pleno la diputada del PP Elena González-Moñux, de baja por depresión tras haber denunciado por supuesto acoso laboral al portavoz popular en la Asamblea, Enrique Ossorio.

En declaraciones a los medios, éste se ha mostrado convencido de que asistirá, ya que manifestó su intención de no faltar "a votaciones importantes como ésta", aunque ahora mismo la presencia de esta parlamentaria no es decisiva.

La situación hubiese sido distinta si no hubiese asistido Redondo, ya que con la ausencia de dos diputadas del PP saldrían adelante las enmiendas a la totalidad al proyecto de ley de presupuestos para 2017 elaborado por el Gobierno regional.

Esta situación, que no se ha dado nunca en la historia de la Asamblea de Madrid, retrasaría la aprobación de las cuentas regionales porque habría que devolverlas al Ejecutivo madrileño para su reelaboración.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.