CCOO alerta de falta de actividad económica de CyL y urge fomentar natalidad

CCOO ha presentado hoy la Universidad de León un informe económico encargado por el sindicato en que alerta de la falta de actividad económica en Castilla y León y urge a que se fomente la natalidad para rejuvenecer la población.

El trabajo, titulado "La economía de Castilla y León. Claves para aproximarnos a las regiones más exitosas de Europa" ha sido presentado por el profesor de Economía de la Universidad de Cantabria Marcos Fernández.

El ponente ha explicado que en este informe se ha desarrollado un análisis comparativo de la estructura económica y productiva de Castilla y León, en relación a un conjunto de regiones europeas económicamente exitosas.

A partir de ello, se han obtenido una serie de claves para articular una estrategia de desarrollo económico para nuestra Comunidad, encaminada a mejorar su tejido productivo para parecernos más, en especialización y en resultados, a las regiones más exitosas.

Así, del estudio se desprende que Castilla y León tiene un grave problema de falta de actividad económica y, debido a ello, de despoblación y envejecimiento, agravado en la última década por la crisis económica.

Por lo tanto, se aconsejan políticas económicas activas que impulsen la recuperación de la actividad y el empleo y, de esta forma, favorezcan la fijación y atracción de población y eviten el abandono del territorio.

Junto a ello, el estudio considera "imprescindibles" políticas de natalidad que ayuden a impulsar el rejuvenecimiento de la población, acompañadas de una red adecuada de servicios públicos que potencie la igualdad de oportunidades y la calidad de vida en el territorio.

Además, recalca que Castilla y León necesita una reorientación de su modelo productivo y afirma que la creación de empleo ha de pasar a estar liderada por los sectores de mayor productividad, valor añadido y efectos de arrastre sobre otras actividades: la industria y los servicios de alta cualificación.

Según el informe elaborado por CCOO la Comunidad necesitaría crear 170.000 nuevos puestos de trabajo para alcanzar la tasa de empleo media europea.

En paralelo, apuesta por disminuir la brecha existente entre la productividad media por trabajador y la del conjunto de la UE, que actualmente alcanza los 7.300 euros anuales por trabajador.

Para compatibilizar ambas cosas, defiende que las actividades de mayor productividad ganen peso en el tejido productivo y ser las que impulsen al resto de la economía para lograr una estructura económica que se parezca más a la de las regiones más exitosas de Europa.

También incide en que el dinamismo de dichos sectores líderes ha de permitir impulsar otras actividades de menor productividad, mediante lo cual la creación de empleo incluya a colectivos especialmente vulnerables y en mayor riesgo de exclusión del mercado laboral, como las mujeres, los jóvenes y los trabajadores de mayor edad.

En concreto, para alcanzar el nivel medio de las regiones con las que Castilla y León se ha comparado en este estudio, la industria manufacturera debería crear alrededor de 52.000 nuevos empleos, mientras que el sector de los servicios más intensivos en conocimiento tendría que incrementarse en otros 67.000 puestos de trabajo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.