Catalunya Banc perdió 78,2 millones en 2015 por el coste de reestructuración

Catalunya Banc, que desde hace un año forma parte del Grupo BBVA, cerró 2015 con unas pérdidas de 78,2 millones de euros, frente a los 123 millones de beneficio que obtuvo en 2014, principalmente por los gastos derivados de la reestructuración pactada con los sindicatos el ejercicio anterior.

Así consta en el informe de gestión y cuentas anuales que la entidad ha publicado en su página web, después de que haya convocado su junta general de accionistas para el próximo 13 de mayo, en la que se aprobará, entre otros puntos del orden del día, su fusión por absorción por parte de BBVA.

Catalunya Banc, que opera con la marca comercial CatalunyaCaixa, alcanzó el pasado año un margen de intereses de 308,9 millones de euros, lo que supone un 21,1 % menos que en 2014.

Este margen es resultado de unos ingresos financieros de 733,1 millones y de unos costes financieros de 424,2 millones.

Catalunya Banc también redujo en 2015 su margen bruto, en este caso casi un 20 %, al pasar de los 595 millones de 2014 a los 476,5 de 2015.

Uno de los componentes que más han condicionado la cuenta de resultados de 2015 ha sido el de las dotaciones netas, ya que la entidad provisionó un total de 320,6 millones de euros por la reestructuración de su plantilla y oficinas.

La dirección de BBVA pactó el pasado 31 de julio con los sindicatos de Catalunya Banc un ajuste en la entidad catalana de 1.557 personas a través de diferentes medidas, como prejubilaciones o bajas incentivadas.

Debido a este ajuste, los gastos de explotación de la entidad muestran una caída generalizada en 2015, tanto en lo que respecta a los gastos de personal, que se reducen un 13,2 %, situándose en 275,1 millones de euros, como a los gastos generales de administración, que alcanzan los 131,5 millones, un 10,8 % menos.

Catalunya Caixa tenía a cierre de 2015 unos activos de 45.283 millones, lo que supone un descenso del 14,8 % en relación con 2014.

Los accionistas de Catalunya Banc deberán aprobar en la junta las cuentas anuales y el informe de gestión del último ejercicio, así como su fusión por absorción con BBVA.

De esta manera, el banco catalán se integrará en el grupo presidido por Francisco González, que consolidará así su presencia en Cataluña, con una cuota de mercado del 25 % y más de 2,6 millones de clientes.

Catalunya Banc contaba a finales de 2015 con una red de 716 oficinas, cuarenta menos que en 2014, ubicadas principalmente en Cataluña (673), pero también en otras comunidades como Madrid (16), Comunidad Valenciana (11) o Andalucía (5).

En cuanto a personal, la plantilla media de Catalunya Banc pasó a ser de 4.530 empleados durante 2015, inferior a la del ejercicio 2014 (5.090).

Fue en verano de 2014 cuando BBVA se adjudicó en subasta Catalunya Banc, la entidad resultante de Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caixa Manresa, por un precio aproximado de 1.165 millones de euros.

El cierre de la operación, sin embargo, se produjo en abril de 2015, por lo que las pérdidas de este ejercicio no son imputables al cien por cien a la nueva gestión del BBVA, han señalado a Efe fuentes de la entidad.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.