Bruselas insiste a países UE que ultimen presupuesto 2021-2027 durante 2019

La Comisión Europea (CE) insistió hoy a los Estados miembros en que el presupuesto plurianual de la Unión Europea (UE) debe finalizarse durante el año 2019 para que pueda ponerse en marcha en 2021, evitando así retrasos en pagos como sucedió con las cuentas comunitarias entre 2014 y 2020.

El comisario europeo de Presupuestos, Günther Oettinger, presentó hoy en rueda de prensa una comunicación que Bruselas remite al Consejo Europeo, los líderes de los países de la UE, para pedirles un "fuerte liderazgo político" para alcanzar pronto un acuerdo sobre las cifras del futuro Marco Financiero Plurianual (MFP).

"El Consejo Europeo debería alcanzar un acuerdo político sobre el nuevo presupuesto a largo plazo en octubre de 2019. Esto permitiría su adopción por parte del Consejo a finales de 2019, tras el consentimiento del Parlamento Europeo", apunta el texto.

Oettinger reconoció que la perspectiva de las próximas elecciones al Parlamento Europeo (PE), que se celebrarán el 26 de mayo de 2019, "no hace más fácil" el procedimiento de negociaciones del presupuesto, para el que la Comisión presentó la primera propuesta en mayo de este año.

El comisario alemán señaló el progreso que las tres instituciones han realizado desde junio para fijar su posición negociadora y comenzar las negociaciones a nivel técnico, pero añadió que, una vez decididas las posturas de partida, es el momento de pasar a las conversaciones "políticas".

El Consejo Europeo, que celebra la próxima semana su última cumbre del año, tiene en su agenda este punto "importante" según Oettinger, que confió en que la discusión presupuestaria no se vea afectada por el resultado del voto en la Cámara de los Comunes británica sobre el acuerdo del "brexit".

"Esperamos que el Consejo establezca la guía política para aclarar buena parte del presupuesto para las elecciones europeas", dijo el comisario al mando de la cartera de Presupuesto, que añadió que "el Consejo debe dejar claro que esta es su prioridad para el próximo año".

Además, recordó que en la última negociación presupuestaria "el tiempo no se manejó correctamente" y el acuerdo final solo llegó a mediados de diciembre de 2013, apenas dos semanas antes de su entrada en vigor, por lo que la adopción del mismo llegó "demasiado tarde".

"Podemos aprovechar el tiempo hasta las elecciones europeas para trabajar con el Consejo y el Parlamento, y después continuar para adoptar el presupuesto, algo que está en interés de todos nuestros socios, investigadores y las economías de nuestros Estados miembros", afirmó Oettinger.

El comisario aseguró además que, pese al agujero de financiación que dejará la pérdida de la aportación británica tras el "brexit", programas como la Política Agraria Común o la política de cohesión "no quedarán debilitados" aunque vayan a sufrir recortes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.