Brasil consigue su mejor dato de empleo de los últimos seis años

La mejor economía sudamericana ha generado 644.079 nuevos puestos formales en 2019 y, de este modo, refleja una recuperación gradual tras la histórica recesión de 2015 y 2016

BRASIL
BRASIL

Brasil ha conseguido en 2019 su mejor dato de empleo de los últimos seis años. La mayor economía de Sudamérica ha generado 644.079 nuevos puestos formales, es decir, los que cuentan con todas las garantías laborales y sociales. Así, refleja una recuperación gradual tras la histórica recesión de 2015 y 2016. Y es que el país presidido por Jair Bolsonaro no conseguía unos datos tan positivos desde 2013, antes de que la economía comenzara a hundirse y cuando el país generó 1,12 millones de nuevos puestos de trabajo.

El saldo positivo es resultado de la diferencia entre las 16,2 millones de contrataciones registradas el año pasado y los 15,5 millones de despidos, según los datos divulgados por el Ministerio de Economía.El número de empleos formales creados el año pasado fue un 21,62 % mayor que el de 2018, cuando las contrataciones superaron en 529.554 los despidos, y repusieron parte de los trabajos destruidos en los años anteriores: 20.832 en 2017, 1,32 millones en 2016 y 1,54 millones en 2015.

La recuperación del empleo refleja la de la propia economía brasileña, que viene creciendo lentamente desde que en 2015 y 2016 acumuló una retracción de casi siete puntos porcentuales en su producto interior bruto (PIB). En 2017 la economía creció un 1,3 %, en 2018 igualmente un 1,3 % y en 2019, según las últimas proyecciones, un 1,2 %. "La generación de empleo formal en 2019 es otro síntoma de la retomada de la economía brasileña y de la confianza de los empresarios en la política económica del Gobierno", afirmó el secretario de Trabajo del Ministerio de Economía, Bruno Dalcolmo.

El buen resultado del año pasado permitió que Brasil terminara 2019 con 39,05 millones de trabajadores contratados formalmente, frente a 38,453 millones en diciembre de 2018 y el mayor número desde finales de 2015 (39,23 millones).

El alto nivel de desempleo: asignatura pendiente

El alto nivel de desempleo, sin embargo, sigue siendo una de los mayores retos para el Gobierno brasileño, que ha adoptado diferentes flexibilizaciones en el régimen laboral en un intento de incentivar la creación de puestos de trabajo.

Según los últimos datos oficiales, el índice de desempleo en Brasil cayó al 11,2 % de la población económicamente activa en el trimestre concluido en noviembre, su menor nivel en todo 2019, pero aún afecta a 11,9 millones de personas. La reducción del desempleo, sin embargo, ha sido impulsada por la creación principalmente de empleos informales, por lo que en noviembre pasado ascendió al récord de 38,8 millones el número de brasileños que trabajaba por cuenta propia.

La generación de empleo formal en 2019 hubiese sido mayor pero en diciembre pasado, como es tradicional en el último mes del año, el número de despidos (1,3 millones) superó al de contrataciones (990.848) ante la decisión de las industrias de rescindir contratos abiertos temporalmente para aumentar la producción antes de la temporada navideña.

En el último mes del año pasado el país perdió 307.311 empleos formales, el menor saldo para un diciembre desde 2005. Según los datos del ministerio, todos los sectores productivos tuvieron saldo positivo en la creación de empleos formales el año pasado.

El aumento de los empleos en 2019 fue impulsado principalmente por el sector servicios, que generó 382.525 nuevos puestos de trabajo, seguido por el comercio (145.475) y la construcción civil (71.115). La industria creó 18.341 nuevos trabajos formales y la agropecuaria 14.366.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.