Bankia ha devuelto ya 527 millones de euros a 105.000 pequeños accionistas

Bankia ha devuelto ya 527 millones de euros a 105.000 pequeños accionistas que han reclamado su inversión en la salida a bolsa de la entidad, ha avanzado hoy el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri.

El directivo ha explicado que el banco ha recibido unas 130.000 solicitudes de retorno de la inversión de accionistas que compraron títulos cuando la entidad salió a bolsa en 2011 y ha destacado que el proceso de devolución está "prácticamente completo".

"El proceso está extraordinariamente avanzado", ha remarcado el ejecutivo, quien ha precisado que, aunque aún queda un mes para que los accionistas puedan presentar sus solicitudes de devolución, Bankia está teniendo "colas muy pequeñas" de nuevas reclamaciones.

En un almuerzo-coloquio organizado en Barcelona por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), Goirigolzarri ha detallado que desde febrero Bankia ha recibido 130.000 peticiones de devolución y que ya ha abonado en cuenta 527 millones de euros a 105.000 clientes, lo que supone más del 80 % del total de solicitudes.

El Tribunal Supremo dio la razón a comienzos de febrero a dos pequeños inversores que compraron acciones en el debut bursátil de Bankia y que demandaron a la entidad al considerar que hubo un desfase entre las cifras del folleto informativo para la compra de acciones y las reales.

Desde entonces y durante un plazo de tres meses, Bankia ofrece a todos los pequeños accionistas que participaron en su debut bursátil la opción de recuperar el 100 % de su inversión, más un interés anual del 1 %, con sólo rellenar un formulario y a cambio de renunciar a emprender acciones judiciales.

En una conferencia ante un centenar de empresarios, Goirigolzarri ha repasado la situación actual del sector financiero y los principales retos a los que se enfrenta, como son la rentabilidad, marcada por un entorno de bajos tipos de interés que prevé que se mantenga al menos dos años, y la reputación.

Ha hecho especial énfasis en la necesidad de que la banca, que ha visto especialmente afectada su imagen durante estos años de crisis, recupere su reputación, ya que la sostenibilidad de un proyecto, de las instituciones y de las empresas, ha dicho, radica en que la sociedad "nos encuentre útiles, quiera que existamos".

Por ello, ha hecho un llamamiento a la banca para que se "quite las mochilas del pasado", reconociendo antes que nada los errores cometidos, estableciendo una clara línea de diferenciación con el pasado y definiendo un código de valores de obligado cumplimiento.

"En Bankia lo estamos haciendo porque la entidad era el paradigma del problema hace cuatro años", ha subrayado.

El ejecutivo, en todo caso, considera que la realidad del sector es mejor que la imagen que proyecta, por lo que ha animado al resto de entidades a hacer un esfuerzo para que la sociedad cambie la percepción que tiene de la banca.

Acerca de las informaciones que van apareciendo en los medios de comunicación y que afectan a la imagen de la banca, como la reciente detención de Mario Conde por repatriar 14 millones que saqueó de Banesto, Goirigolzarri ha comentado que la sociedad española "sabe diferenciar el pasado, el presente y futuro", aunque a veces "es bueno recordarlo".

En cuanto a las dificultades para formar nuevo Gobierno en España, el presidente de Bankia ha asegurado que la incertidumbre política "no es buena" para la economía ni para la generación de riqueza y ha advertido que cuanto más tiempo dure esta situación "más clara y evidente" será su influencia.

El ejecutivo ha explicado también que Bankia, a la que llegó en mayo de 2012, prepara ya su nuevo plan estratégico para los próximos tres años, que tiene el objetivo de mantener a la entidad entre los grandes bancos españoles en términos de rentabilidad, eficiencia y solvencia.

Ha indicado que la calidad no es sostenible si no se basa en la eficiencia y que para conseguirlo la entidad cuenta con una herramienta muy potente, como es la digitalización.

No obstante, Goirigolzarri ha subrayado que su objetivo es mantener un sistema "híbrido", basado en las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías, pero también en el personal de atención al cliente.

"Las personas seguirán jugando un papel clave a la hora diferenciar las empresas excelentes de las que no lo son", ha recalcado el directivo, en un contexto en el que grandes bancos, como el Santander, han anunciado un nuevo ajuste de personal en sus redes de oficinas.

Goirigolzarri ha dejado claro que Bankia ya aplicó su plan de reestructuración hace tres años, por lo que su situación ahora es muy diferente a la del resto del sector.

Ha subrayado, en este sentido, que el conjunto del sistema bancario español ha realizado un fuerte proceso de ajuste en estos años de crisis, con una reducción de la plantilla en 80.000 personas y el cierre de 14.000 oficinas.

Por eso, considera que, aunque "es posible" que pueda producirse algún otro proceso de ajuste, "el grueso de la reestructuración del sector ya se ha producido desde el punto de vista de plantilla y oficinas".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.