Banco Santander reduciría su beneficio en un 20% por la presión del Reino Unido

Los ajustes por el Brexit y las provisiones para los seguros de protección de pagos en Reino Unido lastrarán las cuentas, pero se podría agarrar a su negocio en Latinoamérica, México y Brasil principalmente, para compensar los problemas en Europa.

santander ciudad financiera de boadilla 630

Banco Santander vería reducido su beneficio en 2019 hasta los 6.200 millones de euros, un 20% menos que en 2018, cuando ganó 7.810 millones, según el consenso del mercado. Este retroceso en las ganancias ya se pudo estimar tras la presentación de las cuentas de enero a septiembre del curso pasado. La entidad presidida por Ana Botín comunicó que tuvo que provisionar 2.488 millones de euros para los seguros de protección de pagos en Reino Unido y 1.500 millones de ajuste por impacto directo del Brexit. Así, en los nueve primeros meses del año el banco ganó un 35% menos, hasta 3.732 millones de euros. En aquella fecha la entidad quiso incidir en que el resultado ordinario del grupo se hubiese elevado hasta los 2.135 millones de euros, un 7,4%, más en el tercer trimestre y no la caída del 74,4%, hasta los 501 millones de euros, que registro de julio a septiembre.

Y es que Reino Unido podría continuar como el principal quebradero de cabeza para las arcas del Santander. Además del ya mencionado deterioro de 1.500 millones, habrá que estar pendientes a la caída total de ingresos y beneficios de esta filial y también a lo que sucede a futuro tras la desconexión de Londres y Bruselas. Cabe recordar el recorte de plantilla para la filial británica, la reducción de los incentivos de su gran producto en Gran Bretaña, la cuenta 1,23. De este modo, busca ganar eficiencia. Según Bloomberg Analitycs, los ingresos de 2019 caerían algo más de 3.730 millones, hasta los 49.131.  Con este marco en Reino Unido, para IG Markets España sería necesario que el Santander elevase sus provisiones para cumplir con las normativas contables del Reino Unido al no lograr mantener sus niveles de beneficios históricos en la región.

Pese a todo, el Santander contará con ayuda para aliviar sus cuentas al contabilizar en el cuarto trimestre 700 millones de euros en plusvalías derivado del acuerdo con Crédit Agricole por la venta de su negocio de custodia de valores, lo que deja reducida las provisiones a un total 1.737 millones de euros. La propia entidad ya comunicó cuando se cerró la operación que destinaría estas plusvalías a saneamientos y cargos extraordinarios.

Atención a las guías y el cuarto trimestre 

Para Barclays, los temas principales a los que prestar atención son si el banco logrará que el ratio de capital de máxima calidad, el que se conoce como CET 1 'fully loaded', se quedará en el 11,5% o conseguirá superarlo; qué política de dividendos mantendrá la compañía y si usará la fórmula de 'scrip dividend'; cómo acometerá la venta de negocios en Estados Unidos, y cómo manejará el futuro en Reino Unido, tras la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Aunque las estimaciones anuales no son positivas, el BPA caería del 0,49% al 0,49% según el consenso del mercado, se debería prestar atención a las guías que ofrezca el banco puesto que desde algunas firmas de inversión ven síntomas positivos en el cuarto trimestre. Tal es el caso de Renta 4 Banco. Esta casa estima que el margen de intereses en los últimos tres meses de 2019 mostrará estabilidad en tasa interanual y que a nivel trimestral se recuperará en un 3%, frente al 1% del consenso. Aunque también creen que deberá elevar sus provisiones en un 14% en el cuarto trimestre de 2019, hasta alcanzar los 11.087 millones de ellos, lo que supone un 42% del margen neto generado en los tres últimos meses del pasado curso, según Renta 4 Banco.

Con todo, la presión por los bajos tipos de interés sigue siendo muy compleja para la rentabilidad y los márgenes, no solo para el Santander sino para todo el sector, y habrá que comprobar cuánta fuerza tiene los negocios de la entidad en Latinoamérica, sobre todo Brasil y México, para compensar las dificultades en Europa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.