Acuerdo comercial: representantes de China viajan a EE.UU. este 13 de enero

La delegación asiática tenía previsto hacer este viaje a principios de mes, pero se aplazó después de que Trump anunciara que el acuerdo se firmará el día 15

f61bae2c-6f9a-11e9-b91a-87f62b76a5ee_image_hires_130218

El fin de la guerra comercial llega a su fin. Una delegación china encabezada por el viceprimer ministro Liu He viajará a Washington el próximo 13 de enero, y hasta el día 16, para firmar la "fase uno" del acuerdo, que servirá de base para tratar de poner fin a las disputas entre ambas potencias, ha publicado este lunes hoy el diario South China Morning Post.

Ese medio cita a fuentes anónimas cercanas a las negociaciones, que explicaron que la delegación china tenía previsto hacer este viaje a principios de mes, pero que finalmente se aplazó después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara que el acuerdo se firmará el día 15.

El mandatario anunció el pasado 31 de diciembre que firmará el 15 de enero la "muy grande y amplia" fase uno del acuerdo comercial con China en la Casa Blanca con la presencia de altos cargos de Pekín pero sin el presidente Xi Jinping. "Estaré firmando nuestra muy grande y amplia fase una del acuerdo comercial con China el 15 de enero. La ceremonia tendrá lugar en la Casa Blanca. Representantes de alto nivel de China estarán presentes", informó Trump en su cuenta de Twitter.

En un primer momento, el dirigente había apuntado que en el acto de ratificación del acuerdo contaría con la presencia de Xi. "En una fecha más tarde, estaré viajando a Pekín, donde comenzarán las conversaciones para la segunda fase", agregó.

Transferencia tecnológica y propiedad intelectual, temas de la fase uno del acuerdo

Tras casi 18 meses de guerra comercial y la consiguiente escalada de aranceles, las dos partes anunciaron en diciembre de 2019 que habían llegado a un acuerdo parcial que incluye la retirada progresiva de gravámenes y el aumento de las compras chinas de productos estadounidenses. El viceministro chino de Comercio, Wang Shouwen, confirmó que la primera fase del pacto aborda temas como la transferencia de tecnología, la propiedad intelectual, la expansión del comercio y el establecimiento de mecanismos para la resolución de disputas, entre otros.

El acuerdo implica, no obstante, que se mantienen aranceles estadounidenses del 25% a importaciones chinas valoradas en 250.000 millones de dólares, junto con unos gravámenes reducidos del 7,5 % a importaciones adicionales valoradas en aproximadamente 120.000 millones de dólares.

Las negociaciones entre ambas partes han sufrido varios sobresaltos, con informaciones contradictorias y críticas veladas, desde que en octubre se anunció un principio de acuerdo. Las tensiones comerciales entre las dos mayorías economías mundiales, que comenzaron el año pasado, han tenido profundas consecuencias.

En sus últimas previsiones de crecimiento mundial, publicadas en octubre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajaba sus proyecciones de expansión al 3 % este año, dos décimas menos que en julio, lastradas por las dudas que ha generado esta disputa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.