Venezuela y la relación comercial centrarán la parada de Pence en Ecuador

La situación en Venezuela y cómo impulsar la relación comercial centrarán con toda probabilidad la agenda de la reunión este jueves entre el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, que hoy llegó a este país andino.

El segundo mandatario estadounidense llegó esta tarde procedente de Brasil al aeropuerto Mariscal Sucre, próximo a Quito, segunda parada de su actual gira que realiza por Latinoamérica.

En su periplo Pence trata de pulsar de primera mano la postura de los países que visita para que "hagan más" para presionar y aislar al Gobierno venezolano y sumar apoyos adicionales.

A comienzos de este mes, Pence telefoneó a Moreno para hablar sobre la relación bilateral y no logró convencerle de que votara a favor de iniciar el proceso para suspender a Venezuela de la OEA, como sí lo hizo el denominado Grupo de Lima que agrupa a más de una docena de países, y tuvo que conformarse con una abstención ecuatoriana.

Quito ha mantenido bajo el actual Gobierno de Moreno una posición equidistante sobre Venezuela, amparándose en el principio constitucional de no injerencia.

Sin embargo, tras las presidenciales de mayo en Venezuela ha expresado por primera vez su preocupación por la situación en la República Bolivariana y rechazado "enérgicamente" las muertes ocurridas en las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Ecuador, además, formuló una iniciativa para que se lleve a cabo una consulta en Venezuela bajo supervisión internacional destinada a refrendar la reelección de Maduro.

Pence es el tercer vicepresidente de Estados Unidos que visita Ecuador desde 1958 y su viaje es interpretado como un signo de acercamiento al nuevo Ejecutivo liderado por Moreno, después de más de una década de enfriamiento en la relación bilateral bajo el gobierno de Rafael Correa (2007-2017).

El presidente de Ecuador tiene previsto agasajarle a última hora de la tarde en una recepción con la participación de las máximas autoridades del país en el Palacio de Carondelet, la casa de Gobierno en Quito.

El programa oficial arranca en la mañana del jueves, con una reunión en la sede presidencial entre Moreno y Pence, tras la que se espera una comparecencia conjunta ante la prensa.

El vicepresidente de EEUU realiza una visita de menos de 24 horas a Ecuador, pero se espera que en ella aborde cuestiones como vías para impulsar la relación comercial y de seguridad, la lucha contra el narcotráfico y la situación de los migrantes en Estados Unidos, que alberga la mayor población ecuatoriana del mundo, según adelantaron funcionarios locales.

Moreno, que llegó al poder en mayo del año pasado, ha tratado de marcar distancia con su antecesor y se ha fijado como objetivo "refrescar las relaciones internacionales" e impulsar el intercambio comercial con Estados Unidos, con una balanza negativa para Ecuador de 922.347 millones de dólares entre enero y marzo de este año, de acuerdo al sitio oficial ProEcuador.

El ministro de Relaciones Exteriores ecuatoriano José Valencia, subrayó poco antes de la llegada de Pence, que Quito busca ahondar en la relación comercial bilateral y acuerdos preferenciales que permitan aumentar las exportaciones no petrolíferas a ese país.

"Estados Unidos es nuestro principal socio comercial y queremos enfatizar en la búsqueda de accesos para nuevos productos ecuatorianos, de un mecanismo de mayor seguridad para nuestro comercio", subrayó.

Las autoridades ecuatorianas no ocultan su pretensión de poder alcanzar con Washington un acuerdo de comercio o pacto similar al que firmó con la Unión Europea, que lleva más de año y medio en vigor, y en paralelo hacerse un hueco en la Alianza del Pacífico.

Otro de los asuntos que podría colarse en la agenda de conversaciones es la situación de Julian Assange, asilado en la Embajada de Ecuador en Londres y requerido por la justicia estadounidense.

Un grupo de senadores demócratas pidieron hoy al vicepresidente que aproveche su gira latinoamericana para mejorar las relaciones con Ecuador y presionar para lograr una salida a esta problemática.

Liderados por el demócrata de más alto rango del Comité de Exteriores del Senado, Robert Menéndez, los legisladores dijeron en una misiva que pese a los avances por parte del Gobierno ecuatoriano, se sentían "extremadamente preocupados porque Ecuador proporcione asilo al fundador de WikiLeaks desde junio de 2012".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.