Venezuela se propone trabajar "duro" para atraer al turismo chino

Venezuela, como la mayoría de los países, está interesada en atraer a turistas chinos, que son el primer mercado emisor mundial, aunque es consciente de que, para lograrlo, necesita trabajar "duro", según su viceministro de Turismo, Ali Padrón.

De los millones de chinos que viajan anualmente al extranjero, sólo un 1 % llega a Latinoamérica, lo que supone menos de 2 millones de personas, ha señalado Padrón a los periodistas durante la vigésimo segunda reunión de la asamblea general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que precisamente se celebra en China.

Efectivamente, el barómetro de la OMT muestra que los chinos se decantan por viajar a Asia y el Pacífico, especialmente a Japón, Corea del Sur y Tailandia, aunque también eligen destinos lejanos, en Estados Unidos y varios países europeos.

En 2016, 135 millones de chinos viajaron al extranjero, un 6 % más que un año antes, realizando un gasto de 261.000 millones de dólares, un 12 % más, de acuerdo con los datos de la OMT.

Para captar parte de ese mercado en auge -que se espera que alcance los 700 millones de viajeros en los próximos cinco años- "tenemos que trabajar muy duro" para mejorar la forma de atraer al turismo chino, ya que Latinoamérica tiene mucho que ofrecerle, especialmente Venezuela, ha agregado Padrón.

"Por alguna u otra razón, los chinos no viajan en masa a Latinoamérica" y, además, no suelen quedarse en un país sino que recorren varios destinos, ha apuntado el viceministro.

Dado ese perfil del viajero chino, Venezuela tiene que trabajar conjuntamente con otros países latinoamericanos para ofrecerle una opción multidestino, ha destacado.

Venezuela está a más de treinta horas de viaje desde, por ejemplo, la ciudad china de Chengdu, donde se celebra la asamblea de la OMT, pero Padrón no cree que éste sea un problema, mientras sí lo es la falta de seguridad en la región.

Es un problema que hay que atajar desde la colaboración en Sudamérica, ha indicado.

El barómetro de la OMT muestra que las llegadas internacionales a Venezuela sufrieron caídas interanuales del 7,9 % en 2015, con 789.000 turistas, y del 13,1 % en 2014, con 857.000 (no aporta los datos del año pasado).

También el viceministro de Turismo de Brasil, Alberto Alves, ha reconocido que hay un problema de criminalidad en su país.

El Gobierno brasileño está ayudando a las ciudades más afectadas por la criminalidad, como Río de Janeiro o Sao Paulo, con medios estatales para atajarla porque es "imprescindible que el turista se sienta seguro", ha subrayado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.