Varela "agita" a Panamá por la posible reforma de la Constitución

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, sorprendió hoy al país con el anuncio de una consulta para reformar la Constitución, que data de 1972, una promesa de su campaña electoral que quiere recuperar tras cuatro años y seis meses de Gobierno.

En la apertura de la última sesión legislativa del quinquenio iniciado en julio de 2014, el mandatario enumeró los avances que ha logrado concretar y también aprovechó la ocasión para relanzar la que era una de las promesas más esperadas por la clase política, empresarial y laboral.

Ante los 71 diputados que integran la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), Varela anunció, con una carta en la mano, que consultaría a los magistrados del Tribunal Electoral (TE) la mejor manera de incluir una quinta papeleta en los comicios generales del 5 de mayo próximo para aprobar si se convoca o no a una elección de constituyentes para elaborar una nueva Carta Magna.

"Que el Pueblo decida si las reformas constitucionales necesarias se hacen a través de una Asamblea Constituyente Paralela, una originaria o por la vía de reformas tradicionales mediante dos asambleas", dijo Varela en su discurso.

En la carta al TE, distribuida a los medios de comunicación, se dan detalles sobre el llamamiento a formar una Asamblea Constituyente Paralela conforme al artículo 134 de la Constitución vigente y con la intención de reemplazar la actual.

Además, solicita al Tribunal Electoral que indique el mecanismo más adecuado para convocar la consulta popular, ya sea mediante decreto ejecutivo, por resolución del Consejo de Gabinete de ministros o en una ley aprobada con anterioridad.

Al respecto, el presidente del Tribunal Electoral, Heriberto Araúz, indicó que el Parlamento debe formular previamente una ley que incluya la financiación de la impresión de esa quinta papeleta y que para ello tiene el mes de enero, a fin de no afectar el calendario electoral.

En el acto parlamentario, el jefe de Estado solicitó a los representantes de los órganos del Estado, a los diputados y a las fuerzas políticas seguir trabajando, pese a las diferencias.

"No soy ajeno a que la ciudadanía cuestiona fuertemente este órgano legislativo por la forma en que algunos de sus integrantes manejaron los recursos asignados por la ley de presupuesto, espero que en esta legislatura se puedan satisfacer las legítimas demandas ciudadanas de rendición de cuentas y transparencia", manifestó.

Además, destacó proyectos como la renovación de Colón, la Línea 2 del Metro de Panamá, la culminación del nuevo Centro de Convenciones y el Puerto de Cruceros de Amador, así como la lucha contra la corrupción en el sistema judicial.

En cuanto a la economía, el presidente dijo que el país presenta una de las más dinámicas en la región, pues en 2018 creció un 4,3 por ciento y la proyección para 2019 se sitúa en el 6,3 por ciento.

"Creamos las condiciones para atraer más de 20.000 millones de dólares de inversión extranjera y el Estado destinó 21.000 millones de dólares en inversión que incluye proyectos de infraestructura, que generan empleo y mantienen la estabilidad de la economía", puntualizó.

También destacó la disminución en un 37 % de los crímenes durante su mandato, 1.113 homicidios menos en comparación con el quinquenio anterior a cargo de Ricardo Martinelli (2009-2014), del que fue vicepresidente.

La sesión estuvo marcada por un fuerte dispositivo de seguridad en torno a la Asamblea Nacional, lo que llamó la atención y causó malestar a los medios de comunicación y a los propios diputados.

Sin embargo, el inusual blindaje a cargo del Servicio de Protección Institucional (SPI, guardia presidencial) fue restringido por exigencia de la presidenta de la cámara, la opositora Yanibel Abrego, que lo tildó de "exagerado" y "sin coordinación".

El único incidente en que los miembros de seguridad actuaron fue por una protesta en los alrededores del Legislativo, en la que un centenar de jubilados gritaba consignas contra Varela en demanda de mejoras en sus pensiones.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.