Uruguay mandará cartas a Acnur y EE.UU. para solucionar caso de exreo Diyab

El Gobierno de Uruguay mandará "cartas a Acnur y Estados Unidos" para intentar que el exreo de Guantánamo Jihad Ahmad Diyab, acogido como refugiado en Uruguay desde 2014, sea admitido en algún país del mundo árabe, dijo hoy a Efe el activista de derechos humanos Andrés Conteris, allegado del expreso.

Según el activista estadounidense-argentino y de ascendencia uruguaya esos son "dos puntos concretos" que se acordaron en una reunión mantenida esta tarde entre el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, y varios miembros de distintas asociaciones de derechos humanos en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores del país suramericano, en Montevideo.

"De esa reunión surgió que el Gobierno de Uruguay va a hacer una petición a Acnur en términos de tratar de buscar su apoyo y ver cómo ellos podrían ayudar a encontrar otro país donde él pueda refugiarse", comentó.

Asimismo, aseguró que la carta que el Gobierno uruguayo mandará a Estados Unidos (EE.UU.) "va como una iniciativa" para pedir el apoyo de este país, el cuál "debe tomar responsabilidad de todo esto".

"La carta es del Gobierno de Uruguay al Gobierno de Estados Unidos solicitando apoyo en la búsqueda de otro país donde él pueda ser acogido como refugiado", afirmó.

El activista explicó también que llevará copias de estas cartas a Diyab.

"Él tiene todo el derecho de tener copias de estas correspondencias que tienen que ver con su vida y con la vida de su familia", reiteró.

Con respecto a la actuación del Gobierno uruguayo sobre la búsqueda de un país árabe que acoja al sirio, dado su deseo de abandonar el país, Conterís cree que el Gobierno deberá "hablar con acciones, no sólo palabras".

"Sólo hablar con palabras no va a ser lo necesario (suficiente) para que Diyab termine con su huelga de hambre, van a tener que hablar con acciones. Eso quiere decir que tienen que presentar una solución que él acepte", expresó.

Diyab abandonó el país a mediados de junio y a fines de julio se presentó en el Consulado uruguayo en Caracas, donde pidió ser trasladado a un tercer país distinto a Uruguay para reunirse con su familia, pero a la salida de dicha sede diplomática fue detenido por las autoridades venezolanas y deportado a Uruguay semanas después.

"Él empezó la huelga de hambre en Venezuela porque se dio cuenta de que le iban a deportar a Uruguay. Él lo empezó como hace 25 días. Y sin ingerir líquidos ya son 5 días", afirmó.

Además, relató que el refugiado "parece que fisiológicamente está suficientemente estable para no ser hospitalizado", aunque diariamente va un médico al domicilio del expreso para realizarle un chequeo.

El activista, que se considera "muy amigo" del expresidiario, comentó que piensa quedarse en Montevideo mientras Diyab lo necesite y que residirá con él en su domicilio.

Conteris, que pertenece a la asociación de derechos humanos "Testigos contra la tortura" que reivindica el cierre de Guantánamo, creó el pasado 5 de septiembre una campaña económica de apoyo a Diyab para facilitar que encuentre un país donde se le acoja y pueda reunirse con su familia.

Diyab, junto a otros tres sirios, un tunecino y un palestino fueron acogidos en Uruguay en diciembre de 2014 como parte del compromiso del entonces presidente uruguayo, José Mujica (2010-2015), de colaborar con su par estadounidense, Barack Obama, en el plan de cierre del penal de Guantánamo (Cuba).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.