Una serie rodada en Guatemala plantea en Cannes la polémica adopción de LGTB

El nuevo festival de series de Cannes abrió hoy el espinoso debate de la adopción por parte de personas Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) con la serie israelí rodada en Guatemala "Miguel", sobre el viaje a este país de un joven homosexual de 23 años empeñado en adoptar.

"Cuando tenía ocho años fui al psicólogo de mi colegio y le dije que quería adoptar. En realidad lo que quería es que alguien me adoptara a mí, pero ahora sé que fue el momento en el que decidí que si nadie venía a salvarme yo adoptaría a un niño", contó durante una rueda de prensa el creador de la serie, Tom Salama.

"Miguel", una de las diez nominadas a la Palma de Neón del festival Canneseries, revive el viaje de Salama por Guatemala desde que encontró al pequeño Miguel -personaje inspirado en su hijo adoptado- hasta que, una vez en Israel, el joven decide regresar a su país natal para conocer sus raíces.

La serie nació con la intención de contar "una historia universal", bajo la dirección de Daphna Levin y protagonizada por el israelí Ran Danker y el mexicano Raúl Méndez, todos ellos presentes en Cannes estos días,

"Trata los grandes mitos de la paternidad, la realidad de convertirse en padre y qué pasa cuándo la magia entre tú y tu hijo no existe", contó Salama.

Danker reivindicó la necesidad de abordar una cuestión que sigue siendo tabú en muchos países como Francia o Israel donde la adopción por parte de parejas homosexuales no se permite.

El proceso de adopción en Guatemala de Salama no fue sencillo, pues tuvo que casarse de conveniencia en Israel con una mujer para poder adoptar en el país centroamericano, uno de los que más proveen niños y niñas en régimen de adopción en todo el mundo.

El rodaje en Guatemala de los seis episodios de esta primera temporada ha dado a la serie una fuerte presencia estética, basada en el exotismo del país centroamericano y de su cultura, reflejada especialmente en el personaje del niño.

"El universo nos mandó a Miguel cuando estábamos en la preproducción. Teníamos que ir en barco a un lago y Miguel era el hijo del barquero, que no hablaba ni inglés ni español sino una lengua maya", contó la directora Levin.

La relación profesional con el crío se estableció así a base de gestos: imitando un rostro serio, enfadado, contento. "Eso y muchos caramelos", bromeó Salama.

"Yo siempre estaré a favor del cine pero la televisión está haciendo un gran trabajo para lograr la calidad que vemos ahorita en todas estas plataformas nuevas", declaró a Efe Méndez.

El actor ("Narcos", "Sense 8", "La Leyenda del Zorro") encarna a Martín, un guatemalteco que trabaja en una institución de adopción y trata de dar lo mejor a los niños, lo que le pondrá en relación con Tom, el joven padre.

El actor espera ahora que "Miguel" sea bien aceptada en plataformas internacionales que ayuden a divulgar la historia.

Él conoce bien el éxito de los servicios de "streaming", como Netflix, que en los últimos años han convertido en series de éxito proyectos como "Narcos", donde interpretó al expresidente colombiano César Gaviria.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.