UE y México negociarán desde junio nuevo acuerdo marco con foco en servicios

La Unión Europea (UE) y México acordaron hoy empezar a negociar en junio la actualización de su Acuerdo Global, en vigor desde 2000, para abrir más sus mercados al libre comercio de servicios y a las licitaciones públicas, entre otros aspectos, y satisfacer así ambiciones en un mundo más competitivo.

"El punto de partida de México es tener alto grado de ambición en acceso a mercado, el cual se ha logrado tanto en la Alianza del Pacífico como en el TPP (Acuerdo de Asociación Transpacífico). Creemos que la UE comparte esta visión de ambición y esperemos que conjuntamente la desarrollemos", dijo hoy en una entrevista con Efe el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo.

Guajardo acordó hoy junto con la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, la primera ronda de negociación el 13 y 14 de junio en Bruselas, en la que asentarán la agenda del proceso.

Los tres pilares del Acuerdo Global (comercio, diálogo político, cooperación) serán revisados, si bien "obviamente la parte que tiene larga complejidad siempre ha sido tradicionalmente el área de comercio e inversión", indicó Guajardo, quien precisó que "todo forma parte de una visión conjunta".

Malmström dijo a Efe que "para los dos es una posibilidad de renovar nuestra amistad, nuestras relaciones, tenemos muchas cosas en común entre México y la UE".

"Es una manera de abrir nuestros mercados para crecer, que haya más trabajo, más inversiones", puntualizó.

El actual acuerdo, el primero de libre comercio que impulsó la UE en América, no incluía una "ambición amplia en el sector servicios" mientras que "muchos servicios europeos han tenido un limitado acceso al mercado mexicano", comentó Guajardo, quien también destacó que productores agroindustriales mexicanos como los de plátano "quedaron tremendamente limitados en sus exportaciones a la UE".

"Hay una situación de ganar-ganar entre los dos", indicó.

Guajardo se refirió igualmente a que México ha impulsado áreas de contenidos de digitalización dentro de las industrias fílmicas y producción, así como servicios en administración de datos y telecomunicaciones que suscitan el interés del país por "acceder al mercado europeo, tanto de habla inglesa como española".

Malmström explicó a Efe que en Europa hay "muchos sectores interesados" en el nuevo acuerdo, teniendo en cuenta que cuando se negoció el actual "no había la industria digital, de servicios, los mercados públicos no eran abiertos", y consideró que ahora las pymes también podrían tener mayor participación.

Sobre la iniciativa europea de que el acuerdo incluya un sistema de tribunales para arbitrar en conflictos estado-inversor (ya insertada en el acuerdo UE-Canadá), Guajardo dijo a Efe que, "en principio, no tenemos animadversión a escuchar nuevas propuestas".

"México, de manera muy constructiva lo analizará, verá las implicaciones que tiene desde el punto de vista de costos (...), y en función de la propuesta y su eficiencia estaremos definiendo una posición en la mesa de negociación", comentó.

Malmström confirmó que "este nuevo sistema con una corte es la propuesta europea, es lo que queremos que haya en todas las futuras negociaciones, y esto está en el mandato de la UE", afirmó.

El acuerdo incluirá también un capítulo de desarrollo sostenible en el que el medioambiente y derechos laborales y humanos y lucha contra la corrupción, según Malmström.

"México fue pionero en considerar cuestiones laborales y ambientales", recordó Guajardo, en alusión al Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

"No es nuevo para México, creemos que el libre comercio debe ser comercio justo y, los beneficios, inclusivos para todos", agregó.

Preguntado por la situación de los derechos humanos en el país, el secretario dejó claro que "se parte del principio de que México y la UE mantienen una relación muy activa de acercamiento y amistad, y que se parte de socios confiables".

"Lo que importa en los acuerdos comerciales es la profundidad de la sustancia (...) Hay es voluntad para moverse de manera muy eficiente y expedita hacia delante", concluyó Guajardo.

El acuerdo UE-México contribuyó a casi triplicar el comercio de mercancías, que hoy asciende a 53.000 millones de euros anuales.

La UE como el tercer socio comercial de México (8 % del comercio exterior), después de Estados Unidos y China, mientras que México es el decimoquinto mayor socio comercial de la UE.

El volumen de inversiones europeas en México era de 119.000 millones de euros en 2014 y, el de inversiones mexicanas en la UE, de 28.000 millones de euros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.