Taiwán defiende su "buena comunicación" con EEUU tras llamada de Trump a Xi

Taiwán reaccionó hoy ante la llamada entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, con un comunicado en el que resalta las "buenas comunicaciones" con Washington y su apoyo la paz y estabilidad en Asia-Pacífico.

"Los intereses básicos de Taiwán son asegurar la libertad y democracia, la participación activa en la comunidad internacional y la paz y estabilidad regional, al tiempo que sostiene una buena relación con Estados Unidos y con la otra parte del estrecho de Formosa", indicó hoy la Oficina Presidencial en el comunicado.

Así respondía Taiwán a la nota oficial de la Casa Blanca sobre la conversación telefónica entre Trump y Xi, en la que el presidente estadounidense, "por solicitud del presidente Xi", prometió "honrar nuestra política de una China".

Taiwán y Estados Unidos mantienen contactos muy estrechos con un enfoque de que "no sucedan imprevistos" y la isla entiende que Washington "conceda gran importancia a la paz y estabilidad en el Asia Oriental", señaló el comunicado.

Taiwán continuará "desarrollando relaciones cooperativas más sólidas con los Estados Unidos y contribuyendo conjuntamente a la paz, estabilidad y bienestar regional", agregó la Oficina Presidencial isleña.

El taiwanés Consejo de Asuntos de China Continental, encargado de los lazos con el régimen comunista, emitió otro comunicado en el que subrayó que la isla "concede gran importancia al desarrollo equilibrado de las relaciones a través del Estrecho y a salvaguardar firmemente la paz y la estabilidad en él y en la región".

Taiwán espera que Washington mantenga el apoyo a la isla e hizo un llamado a China "para que mantenga una actitud positiva y una comunicación pragmática para resolver las diferencias, de modo que las dos partes alcancen el mayor nivel posible de cooperación".

Estados Unidos es el principal garante de la seguridad nacional de Taiwán, por medio de las promesas de apoyo militar contenidas en el Acta de Relaciones con Taiwán de 1979, que suponen la principal disuasión ante un hipotético ataque chino.

China considera a Taiwán como parte de su territorio y no ha renunciado al uso de la fuerza para impedir la independencia formal de la isla, que en muchos casos actúa como un Estado independiente de facto.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.