"Soñador"pelea ante justicia de EEUU por encontrarse "atascado" en México

El "soñador" Marco Villada confió en las palabras del presidente Donald Trump de que podría lograr su permiso de residencia si regresaba a su país y solicitaba desde allí su "green card", pero ahora se ve en México peleando ante la justicia de EEUU para poder volver al que considera su hogar.

"Soy un estadounidense atascado en el país equivocado", dijo Villada al anunciar la demanda presentada este último martes ante la Corte del Distrito Central de California.

"Yo no pertenezco aquí", aseguró el mexicano en referencia a su país de nacimiento. "Yo pertenezco a Los Ángeles. Mi esposo, mi familia mi trabajo, mi vida, todo está allá", aseguró en una declaración enviada hoy a Efe.

Villada, de 34 años, contrajo matrimonio legal en 2014 con Israel Serrato, un ciudadano estadounidense, seis meses después de que la Corte Suprema derogara la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA).

Desde entonces, ambos han buscado legalizar la presencia de Villada en los Estados Unidos a través de los recursos de la ley de inmigración.

Como parte del proceso de ajuste de estatus como cónyuge, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) aprobó una exención provisional que le permitía a Villada reingresar a los Estados Unidos luego de viajar a México para una entrevista.

Según establece la demanda, el inmigrante mexicano "salió de los Estados Unidos el 14 de enero de 2018 para dar el siguiente paso en su proceso para obtener la ciudadanía estadounidense: su cita consular en Ciudad Juárez, Chihuahua, México".

El mexicano ha vivido en los Estados Unidos desde que tenía seis años de edad.

Estaba amparado por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) hasta 2019, beneficio que perdió cuando salió del país en enero, ya que su estatus fue cancelado inmediatamente.

El 17 de enero, el consulado estadounidense en Ciudad Juárez negó la visa a Villada "y prohibió su regreso a los Estados Unidos porque encontró que era inadmisible permanentemente", explica la demanda.

Para la abogada Nora Preciado, del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC) que encabeza la reclamación, el caso de Villada no es único.

"Es un ejemplo más de las prácticas y las políticas de esta Administración que siguen separando familias, aplicando la leyes de inmigración de manera incorrecta", criticó hoy Preciado en entrevista con Efe.

Por su parte, Serrato, en declaraciones enviadas a Efe, describió el momento -estando en México- en que supo que a su esposo le habían negado la visa.

"Cuando volvió (de la entrevista) estaba teniendo un ataque de pánico, escasamente podía hablar. Nunca lo había visto así. Tuve que buscar un lugar para que se sentara, pues las lágrimas corrían por su rostro y me dijo que se la habían negado", narró el estadounidense.

Según la decisión consular, Villada no puede regresar a los Estados Unidos por su "presencia ilegal" durante más de un año en el país y por haber reingresado a los EE.UU. sin permiso.

A los 17 años viajó a México a raíz de la muerte de su abuelo y regresó a los Estados Unidos el 3 de septiembre de 2000.

"Cuando llegó al puerto de entrada de San Ysidro, en Tijuana, presentó su identificación de escuela secundaria al oficial de Inmigración y el oficial lo admitió en los Estados Unidos", alega la demanda argumentando que no reingresó ilegalmente al país.

"Aunque obviamente no está garantizado que va a regresar, si el Departamento de Inmigración tiene su historial completo, con pruebas y todo, y aun así le dan el perdón, cualquier persona razonable asume que entonces tiene seguridad de que va a salir para hacer los trámites que tiene que hacer y va a poder regresar", argumentó la jurista Preciado.

"Estamos confiados de que la ley fue aplicada incorrectamente y esperamos que el consulado invierta su decisión y, si no, que un juez pueda rectificar esta aplicación errónea de los estatutos en el caso de Marco", expresó la abogada.

"No es un caso único, ha sucedido siempre, pero lo estamos viendo con más frecuencia desde el comienzo de esta nueva Administración", sostuvo Preciado.

"Marco e Israel hicieron exactamente todo lo que tenían que haber hecho y siguieron todos los pasos que tenían que haber seguido, suministraron toda la información que tenían que haber proporcionado al Departamento de Inmigración y aun así se encuentran en esta situación", señaló la representante de NILC.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.