Santa Clotilde usa arte y naturaleza para humanizar sus cuidados paliativos

El Hospital Santa Clotilde de Santander va a poner en marcha un proyecto con pacientes, familiares y profesionales de su unidad de cuidados paliativos para humanizar, a través del arte y la naturaleza, una asistencia sanitaria que requiere "especial sensibilidad".

El proyecto, denominado "PRO-ART: Creando juntos", detectará primero las necesidades y expectativas de los pacientes de cuidados paliativos, de sus familias y de los profesionales de la unidad, antes de enfocarlas a la organización de talleres artísticos y actividades en el extenso jardín que tiene el centro hospitalario.

La Fundación San Juan de Dios -gestora del hospital- y la Fundación Venancio Blanco fomentan la parte artística del proyecto, en el que también colabora la Universidad de Cantabria y la Asociación Bosques de la región, que se ocupará de potenciar las actividades relacionadas con la naturaleza.

La directora médica de Santa Clotilde, Ana Rodríguez, explica que con esta iniciativa se quiere dar respuesta a las necesidades que han trasladado los pacientes de la unidad de cuidados paliativos del centro hospitalario para humanizar ese servicio y mejorar la calidad de vida y el bienestar físico, mental, emocional y social de enfermos, familiares y profesionales.

El proyecto incluye la cesión al hospital de unas 70 reproducciones de Venancio Blanco, pintor y escultor fallecido, y la participación de educadores artísticos de su fundación a los profesionales de terapia ocupacional para que impartan talleres artísticos a pacientes y familiares de la unidad de cuidados paliativos.

las obras que se lleven a cabo en esos talleres se realizarán en distintas técnicas como papiroflexia, fotografía impresa o carvado de sellos, y se colocarán en espacios, habitaciones y salas del hospital, siempre con el consejo de los pacientes, señala la directora de la Fundación Venancio Blanco, Nuria Urbano.

El objetivo es crear una unidad "viva y cambiante" en la que todos trabajen en conjunto: pacientes, familiares y profesionales.

Y también se organizarán exposiciones para servir de legado de futuro de los que han estado en el hospital Santa Clotilde.

Respecto al trabajo en el espacio natural que rodea al hospital, en ese jardín la Asociación Bosques de Cantabria trabajará para catalogar el arbolado de la finca, que cuenta con especies autóctonas y de distintos lugares del mundo.

La asociación hará fichas de todos los árboles de la finca y con ellas un itinerario que permita a pacientes y familiares llevar a cabo un recorrido que les hará "imbuirse en la naturaleza como ocio para romper su rutina", según indica el presidente de la asociación, Clemente Rasines.

También se rehabilitarán espacios para minimizar el impacto medioambiental con una iniciativa de voluntariado para la plantación de nuevas especies en todo el jardín y la creación de espacios, que armonicen el entorno con la privacidad de los pacientes.

Todo se prevé reflejar en una investigación del departamento de Economía Pública y Salud de la Universidad de Cantabria, con la que se analizará el impacto que los cambios se han producido en el hospital tienen para el centro.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.