Pyongyang pide prudencia en su primera mención a acercamiento con Seúl y EEUU

Corea del Norte rompió hoy su silencio sobre el acercamiento con Corea del Sur y EE.UU., aunque acusó a su vez a las fuerzas conservadoras en estos países de tratar de "estropear la atmósfera" y urgió a tener "prudencia, autocontrol y paciencia".

Pyongyang dijo en una nota publicada por la agencia estatal KCNA que se ha creado una atmósfera para la reconciliación con Seúl y que hay "una muestra de cambio" en su relación con Washington, aunque no mencionó las históricas cumbres que reunirán al líder Kim Jong-un en abril y mayo con los presidentes surcoreano y estadounidense.

"Nos gustaría recordar que este es un momento para que todos encaremos la situación con prudencia, autocontrol y paciencia", agregó el país asiático en el texto.

Por otro lado, el régimen norcoreano condenó a representantes de los Gobierno de Estados Unidos y Japón y a la oposición conservadora surcoreana por "distorsionar la verdad" sobre el actual acercamiento, al insistir en que esto ha sido posible gracias a la política de presión y sanciones internacionales sobre Pyongyang.

Corea del Norte aseguró que la mejora de relaciones entre las dos Coreas, que técnicamente siguen en guerra, no podría haberse logrado sin "voluntad de lograr la paz" y las "medidas proactivas" adoptadas por su régimen.

"La comunidad internacional se ha felicitado por nuestros esfuerzos para lograr la mejora de la relación Norte-Sur y la resolución pacífica de la situación en la península coreana", afirmó en la nota.

El régimen considera que los comentarios de aquellos que aseguran que las sanciones han arrinconado al país asiático tratan de "estropear la atmósfera" de acercamiento "antes incluso de que los actores implicados hayan tenido tiempo de estudiar las intenciones de su contraparte y de que estén sentados en la mesa de negociación".

Es la primera vez que Pyongyang habla del acercamiento desde que a principios de marzo se anunció que Kim Jong-un se vería en abril y mayo con los presidentes surcoreano y estadounidense, Moon Jae-in y Donald Trump, para tratar sobre la posible desnuclearización del régimen, dos citas que su propaganda oficial aún no ha mencionado.

La de abril será la primera cumbre intercoreana en once años, mientras que la de mayo supondrá la primera vez en la historia en que los mandatarios de Corea del Norte y EE.UU. se reúnen.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.