Peronismo ratifica llamamiento elección y busca lista de unidad en Argentina

El argentino Partido Justicialista (PJ, peronismo) celebró hoy un congreso en el que, en medio de fuertes disputas internas, resolvió ratificar el llamamiento a sus afiliados para elegir nuevas dirigentes el próximo 8 de mayo e intentar buscar una lista única de consenso para esa elección.

Los congresistas peronistas además formaron hoy la junta electoral que actuará en los comicios partidarios y de la que fueron excluidos representantes de la agrupación kirchnerista La Cámpora, que supo tener alta presencia política durante el Gobierno de Cristina Fernández (2007-2015).

El congreso, al que asistieron unos 900 miembros del partido y se realizó en un estadio cerrado de Buenos Aires, tuvo momentos de tensión, como empujones y gritos a la entrada al encuentro.

Además, las discusiones acaloradas durante el desarrollo del congreso dejaron en evidencia las divisiones internas del PJ tras la dura derrota electoral que el kirchnerista Frente para la Victoria, que es parte del peronismo, sufrió en las presidenciales del año pasado.

Dos fueron los puntos de controversia entre los congresistas: una propuesta para modificar la carta orgánica del partido y otra para obligar a los parlamentarios peronistas a no prestar apoyo al oficialismo para la aprobación de leyes que permitan reestructurar la deuda con fondos que litigan contra Argentina en Estados Unidos.

La propuesta de reforma de la carta orgánica, planteada por el apoderado del PJ, Jorge Landau, pretendía que la elección de autoridades del Concejo Nacional del PJ fuera hecha por parte de los congresistas y no mediante el voto directo de los afiliados.

"Hubiera sido un retroceso que los afiliados peronistas no puedan votar. No hay nadie que tenga la autoridad para venir a imponer cosas. El peronismo está en una etapa más horizontal, de debate, donde deben incluirse todos los actores y sectores", dijo el parlamentario del Mercosur Agustín Rossi, exministro del kirchnerismo, uno de los que se opuso a la reforma.

En tanto, la otra propuesta polémica fue la del alcalde de Berazategui, Juan Patricio Mussi, cercano al kirchnerismo, de establecer que "el congreso del PJ no permita que los diputados aprueben un nuevo endeudamiento de Argentina".

"Queremos que de este congreso salga una posición bien clara en contra del endeudamiento de la Argentina y que los legisladores se sometan a la voluntad del Partido Justicialista", le secundó el alcalde de Avellaneda, Jorge Ferraresi.

A la propuesta se opuso el propio jefe de los senadores del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, quien les recordó que "acá nadie le baja línea a nadie" y dijo que los parlamentarios actuarán "en el marco de un acuerdo político de gobernabilidad para sacar al país del default (suspensión de pagos)".

Pese a estas diferencias y las evidentes divisiones internas en el justicialismo, en particular entre los kirchneristas y los peronistas tradicionales, los congresistas aspiran a llegar a las elecciones de mayo con un candidato único, de consenso, que muchos señalan que podría ser el exgobernador de la norteña provincia de San Juan José Luis Gioja.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.