Periodistas brasileños denuncian asedio moral durante detención en Venezuela

Dos periodistas brasileños denunciaron hoy que sufrieron un "asedio moral" durante su detención por parte de las autoridades de Venezuela en el estado de Zulia (oeste) cuando realizaban un reportaje sobre una obra inconclusa que estuvo a cargo de la constructora Odebrecht.

"Asedio moral, cárcel privada, estábamos sin comunicación, los policías nos seguían hasta para ir al baño. Fuimos tratados como criminales cuando, en verdad, estábamos haciendo solo nuestro trabajo", resaltó el periodista Leandro Stoliar en una entrevista al canal Record después de ser liberados el domingo.

El reportero, quien fue detenido junto con el cámara Gilzon Souza de Oliveira, denunció que las autoridades venezolanas les confiscaron ordenadores, teléfonos, cámaras y otros equipos de trabajo.

"Volvimos con nuestra ropa en el cuerpo y una mochila que conseguimos separar", señaló Stoliar, quien llegó hoy a Sao Paulo junto a Souza de Oliveira.

La Asociación Brasileña de Prensa (ABI, por sus siglas en portugués) condenó hoy con "vehemencia" la prisión "arbitraria" de los periodistas, quienes permanecieron retenidos durante 30 horas por agentes del Servicio de Inteligencia del Gobierno venezolano.

ABI recordó que los profesionales investigaban denuncias de pago de sobornos de Odebrecht a funcionarios cuando fueron interrogados y retenidos "indebidamente" por la policía.

Venezuela también se vio afectada por los supuestos sobornos que habría pagado la constructora brasileña Odebrecht en varios países y a varios funcionarios del Gobierno, algunos ligados a la llamada revolución bolivariana de Nicolás Maduro.

"La situación a la que fueron sometidos es inaceptable en cualquier país del mundo", consideró ABI.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Venezuela confirmó a Efe que los dos periodistas brasileños y los venezolanos Jesús Urbina y María José Túa, coordinadores en la ciudad de Maracaibo de la ONG Transparencia Venezuela, fueron abordados por las autoridades cuando grababan imágenes del llamado puente de Nigale.

Se trata de una estructura inconclusa prometida en 2005 por el presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013), ya fallecido, y que sería una segunda opción para el paso de vehículos sobre el Lago de Maracaibo.

Según el sindicato, los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) les ordenaron a los cuatro ciudadanos conducir, escoltados, hasta la sede del cuerpo de inteligencia en esa entidad "para una entrevista".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.