Patriarca ruso reza por unas buenas relaciones con EEUU en el estrecho Bering

El Patriarca ortodoxo ruso, Kiril, rezó hoy por unas buenas relaciones con Estados Unidos al orar por vez primera en la inhóspita isla de Ratmánov, situada en el estrecho de Béring.

"Recemos por unas buenas relaciones entre Rusia y EEUU. Al fin y al cabo, somos vecinos. Es difícil de imaginar que somos vecinos y vivimos a apenas cuatro kilómetros el uno del otro", dijo Kiril, según informan medios locales.

Kiril se desplazó en un helicóptero Mi-8 desde la región de Chukotka a dicha isla, que cuenta con una guarnición militar rusa y que se encuentra a 3,750 kilómetros del islote Diómede Menor, ya en territorio estadounidense.

"Me encuentro en la isla Ratmánov, a cuatro kilómetros de EEUU, me dirijo al continente eurasiático y a Rusia. Recemos para que Dios nos ayude a superar los pecados que nos dividen. Recemos por la paz en todo el mundo", agregó.

El líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa destacó que Ratmánov, por donde han pasado no más de medio centenar de personas a lo largo de la historia, según los guardias fronterizos, es el punto más oriental de la Federación Rusa.

"Entre los hombres continúan las guerras, los enfrentamientos, los salvajes actos terroristas y las personas se matan unas a otras sólo porque intentan elevar en todo momento los límites de sus necesidades, agotan los recursos y contaminan la tierra", destacó.

Kiril se ha aficionado en los últimos años a realizar viajes pastorales a lugares recónditos como cuando ofició en febrero pasado una misa en la base rusa de Bellingshausen en la Antártida, a donde llegó procedente de la localidad chilena de Punta Arenas.EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.