Pastor evangélico presidirá el Congreso de Costa Rica tras reñida votación

El diputado, abogado y pastor evangélico Gonzalo Ramírez, del minoritario Partido Renovación Costarricense, dirigirá el Congreso de Costa Rica el próximo año, tras ser elegido hoy en tercera ronda como presidente del Legislativo.

En la sesión solemne que se celebra cada 1 de mayo para elegir el directorio del Congreso costarricense, y tras más de ocho horas de negociaciones, Ramírez obtuvo 26 votos a favor entre los 57 diputados que integran el Legislativo, mientras Ottón Solís, del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), contabilizó 24.

Ramírez, de 45 años, no alcanzó la mayoría simple de 29 votos, pero al ser el más votado se le sumaron siete más de votos nulos, en blanco o de otros candidatos, como indica el reglamento.

El Partido Renovación Costarricense, que solo cuenta con dos diputados, ganó la votación con el apoyo del opositor Partido Liberación Nacional (PLN, socialdemócrata).

Aunque el oficialista Solís se perfilaba como favorito, no logró el apoyo esperado de otros grupos parlamentarios.

Gonzalo Ramírez presidirá el Congreso de Costa Rica durante un año de importancia política para este país centroamericano, ya que es el último del gobierno del presidente Luis Guillermo Solís (2014-2018) y los partidos entrarán en campaña electoral.

"La negociación no fue fácil, hay que quitar de nuestra mente que el último año de la Asamblea Legislativa es un año poco productivo, queremos decir que vamos construir en favor de esta nación y de las próximas generaciones, vamos a hacer la diferencia en el último año antes de ir a elecciones nacionales", expresó en una conferencia de prensa el nuevo presidente del Congreso.

El Partido Renovación Costarricense forma parte de un bloque de diputados cristianos que han sido los principales opositores a la implementación de la fecundación in vitro, así como a un proyecto de ley de sociedades de convivencia, que busca dar derechos patrimoniales a las parejas homosexuales, entre otros.

El diputado del izquierdista partido Frente Amplio Edgardo Araya se mostró visiblemente molesto tras la elección del presidente del Congreso ya que considera que con ello "se pierde la lucha" por los derechos humanos y la no discriminación.

"Se pierde la lucha por equidad de género, por la no discriminación, se pierde en la agenda progresista que se esperaba. Es un año de retroceso, yo quedo con la conciencia tranquila de que no íbamos a votar por un fundamentalista religioso", destacó Araya.

Al ser consultado por los periodistas sobre el tema, Ramírez indicó que su compromiso es ser un "facilitador", y, desde ese puesto, "no vamos a negociar nuestros principios ni valores, pero nos hemos comprometido a ser facilitadores para que la agenda avance y se construya, para sacar buena nota al final de esta legislatura".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.