Oposición dice que no cederá en demanda de adelantar elecciones en Nicaragua

La oposición extraparlamentaria nicaragüense aglutinada en la Alianza Cívica reafirmó hoy que "no cederá" en exigir un adelanto de elecciones para superar la crisis sociopolítica que estalló en su país hace casi un año, y que ha dejado cientos de muertos y de detenidos.

"Demandamos elecciones anticipadas, libres, justas, transparentes y observadas a través de la implementación de recomendaciones u observaciones de las misiones de acompañamiento electoral, y otras propuestas de reformas electorales", señaló la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia en una declaración leída por el economista Juan Sebastián Chamorro, uno de sus negociadores.

La mesa de negociación entre la Alianza Cívica y el Gobierno del presidente Daniel Ortega se abrió el pasado 27 de febrero y ambas partes fijaron hoy su término para el 3 de abril.

"No cederemos en este punto", enfatizó la alianza opositora, que recalcó que su "compromiso siempre ha sido claro: elecciones transparentes y anticipadas, libertad de presos y justicia".

Sin embargo, el ministro nicaragüense de Relaciones Exteriores, Denis Moncada, jefe negociador del Gobierno, dijo este jueves al Canal 10 de la televisión local que "definitivamente no" abordarán un anticipo de los comicios presidenciales, como exige la oposición.

Argumentó que discutir ese tema implicaría "violentar la Constitución vigente en nuestro país, que establece períodos presidenciales claramente definidos".

Dijo además que en el hipotético caso de aceptar un adelanto electoral sentarían un mal precedente.

"¿Qué va a pasar si nosotros utilizamos como método, como precedente, estar adelantando las elecciones a cada presidente que pueda irse produciendo en el transcurso del tiempo?. Sería muy difícil que nosotros fortaleciéramos la democracia", apuntó.

Asimismo, alegó que en la mesa de negociación "no hay representación de partidos políticos" y que la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que es su contraparte, "está representando a quienes se vieron involucrados en un intento de golpe de Estado y en la violación al ordenamiento jurídico y constitucional del país".

Los delegados de la Alianza Cívica reconocen que adelantar las elecciones requeriría reformar la Constitución, pero que están en una mesa de negociación para alcanzar acuerdos políticos.

Según la Constitución de Nicaragua, los comicios generales deben celebrarse cada cinco años y los próximos están fijadas para noviembre de 2021.

Por otro lado, la Alianza Cívica instó al Gobierno a liberar a quienes ella considera presos políticos antes de que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que fue invitado a apoyar ese proceso, "concilie las listas" de los detenidos.

"Asimismo demandamos la anulación de sus respectivos juicios y el cumplimiento de los derechos y garantías establecidas", agregó.

La mesa de negociación invitó el miércoles de la semana pasada al CICR a apoyar la liberación de los manifestantes en un plazo no mayor de 90 días.

Las partes acordaron dos días después conciliar las distintas listas de "presos políticos", que el Gobierno cifra en 340 y los familiares y la oposición hasta en 809, antes de proceder a su liberación definitiva.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.