ONU Mujeres: La muerte de 41 niñas en Guatemala es una fotografía del país

A casi un año del incendio que se cobró la vida de 41 niñas y adolescentes en un hogar estatal de Guatemala, la representante de ONU Mujeres, Adriana Quiñones, dijo hoy que esa "tragedia" es una fotografía de la realidad que viven a diario las féminas en el país.

"Para nosotros es como una fotografía de la situación de muchas niñas y mujeres", dijo la oficial en un encuentro con la prensa en el que aseveró que cuando se empiezan a ver las "cadenas de violencia, exclusión y discriminación" se observa la falta de herramientas para proteger a este colectivo vulnerable.

El próximo 8 de marzo se cumplirá un año desde que un incendio se cobró la vida de 41 niñas y dejó otras 15 heridas en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, un fuego que ellas mismas originaron para protestar contra la violencia física y psíquica que sufrían.

Las adolescentes estaban encerradas en un aula pequeña bajo llave y por este caso enfrentarán un juicio tres exfuncionarios, mientras que al menos cinco esperan conocer si también se les abrirá uno por esta causa que conmocionó al país.

Con motivo de esta trágica efeméride realizarán varios eventos que buscan invitar a la población a la reflexión sobre la situación de las mujeres en el país, pues del total de féminas (un 50,8 por ciento de la población) el 58,8 vive en pobreza y el 22,8 en pobreza extrema.

Pero no solo se ven afectadas en las desigualdades económicas, también en el desempleo (la tasa de ocupación es del 38,6 por ciento frente al 80,5 de hombres) y de ellas el 65,9 desempeña una actividad informal, es decir, por cada 10 mujeres ocupadas 7 están en este sector.

El promedio de ingresos mensuales para las féminas es de 1.876 quetzales (unos 255 dólares) frente a los 2.769 de hombres (376 dólares), una brecha que es mayor en el área rural, pues el jornal es de 30 quetzales para ellas (4 dólares) y de 45 para ellos (6 dólares).

Los datos presentados este miércoles por ONU Mujeres evidencian también que las mujeres trabajan un promedio de 13 horas al día, de las cuáles 7 son remuneradas y 6 no (hogar y cuidados de la familia), mientras que los hombres trabajan 11 (9 remuneradas).

La participación política de las féminas también es preocupante para este organismo de la ONU, pues Guatemala es el cuarto país en Latinoamérica con menor paridad y en el último proceso electoral las mujeres solo alcanzaron el 13,9 por ciento de la representación en el Congreso.

A nivel local, el 97,9 son hombres y solo 1 de cada 334 alcaldes es una mujer indígena.

Con respecto a la violencia, durante los últimos cinco años el delito contra ellas ha sido el crimen más reportado y sólo el año pasado la Fiscalía contabilizó 59.667 denuncias, mientras que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses señala que unas 62 mujeres son asesinadas cada mes.

A juicio de Quiñones esto forma parte de "un ciclo de violencia" que se repite permanentemente y que permite concluir que en Guatemala la violencia del conflicto armado que por 36 desangró al país (1960-1996) "se sigue viviendo de otra forma".

En la lucha por la igualdad y la no repetición, la representante de ONU Mujeres destacó que la sentencia por el caso de Sepur Zarco, la primera por delitos sexuales durante la guerra civil, es "un gran paso" en favor del acceso a la justicia de las mujeres indígenas y la construcción de un proceso de paz real.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.