Mujer encarcelada por sedición, entre las postulantes a Ombudsman de Bolivia

La exdirigente de las esposas de policías de bajo rango en Bolivia, Guadalupe Cárdenas, en prisión preventiva por supuesta sedición, es una de las candidatas para ocupar la Defensoría del Pueblo de Bolivia, cargo al que han anunciado que aspiran cuatro personas más.

Cárdenas, encarcelada por supuesta sedición al incitar a la tropa a no cumplir órdenes de las autoridades, dijo en declaraciones recogidas por el diario Página Siete que cumple "con todos los requisitos" para presentarse al cargo.

A pesar de estar encarcelada en una prisión de La Paz desde el 1 de marzo por unos vídeos que difundió por la red social Facebook, la mujer no está condenada ni tiene antecedentes políticos, y aseguró que recibió en la cárcel la visita de "varios sectores sociales" que la propusieron para el cargo.

Los aspirantes a la Defensoría deberán demostrar que tienen trayectoria en la defensa de los derechos humanos, que hablan "al menos dos idiomas oficiales del Estado" y que no estuvieron involucrados con "gobiernos de facto", según la convocatoria difundida por el Parlamento.

Al cargo podrán presentarse miembros de sindicatos y partidos políticos, así como personas sin titulación académica, aunque esta será considerada como mérito.

También la líder de la organización feminista Mujeres Creando, María Galindo, presentó hoy en la sede de la Asamblea Legislativa, en La Paz, su candidatura a la Defensoría.

Asimismo, ha anunciado su candidaturas a la Defensoría del Pueblo la abogada Paola Barriga, que dirigió la acusación por violencia machista contra el expresidente de la Asamblea Departamental de La Paz, el oficialista Martín Sandoval.

Otros de los candidatos a la Defensoría son la comunicadora social Mónica Romero, sobrina de la ex defensora del Pueblo Ana María Romero (1998-2003) y el exdiputado del gobernante Movimiento al Socialismo Rodolfo Calle, quien presidió en 2014 la comisión de Derechos Humanos del Legislativo.

El actual defensor del Pueblo, Rolando Villena, fue elegido por el MAS en 2011 y finaliza su mandato en mayo en medio de fuertes polémicas con el Gobierno, que le ha acusado de ser un "político camuflado" por haber criticado algunas de sus políticas durante los últimos años.

El pleno del Legislativo iniciará el debate para elegir al sucesor de Villena el próximo 7 de mayo, una vez que reciba un informe sobre los méritos de todos los postulantes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.