México lanza nuevo modelo educativo para superar su gran retraso

México, en un acto encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, lanzó hoy un ambicioso nuevo modelo educativo que entrará en vigor en el ciclo 2018/2019 con el que pretende poner fin al retraso existente en el país, sentando las bases para una escuela propia del siglo XXI.

"Desde finales del siglo XX nuestro sistema educativo estaba agotado en muchos aspectos, enfrentaba desafíos y rezagos que necesitaban ser atendidos", reconoció Peña Nieto en un acto desde el Palacio Nacional rodeado de gobernadores de estados, expertos, maestros y organizaciones civiles y sindicales.

El nuevo modelo quiere establecer unos contenidos mínimos en el aprendizaje en los diferentes estados del país y renueva el sistema educativo estructurándolo en cinco ejes rectores.

Estos son el replanteamiento curricular, que ha de potenciar el razonamiento individual, la escuela como centro del modelo, la mejora de la formación de los docentes, el impulso a la inclusión, la equidad y una mayor gobernanza del sistema educativo.

"La escuela del siglo XXI será un espacio en que las nuevas generaciones aprenderán a aprender, y a lo largo de su vida podrán reflexionar, discernir y resolver los retos de su entorno", aseguró el mandatario.

Con dureza, advirtió de que no transformar la escuela "condenaba" a los niños a una educación anticuada y hubiera sido "irresponsable, vergonzoso e inmoral", lanzando así un mensaje a los detractores de la reforma educativa aprobada en 2013.

Este cambio constitucional, que entre otros puntos acabó con la herencia de plazas, fue criticado por sectores de la sociedad y del magisterio al considerar que era punitiva con los maestros, mercantilizaba la educación y no contemplaba las diferencias regionales.

"Teníamos un sistema que había dejado en el olvido las escuelas, sus infraestructuras y organización, que fue creando estructuras verticales y burocráticas desalentando la innovación y la creatividad", lamentó Peña Nieto.

México tiene un enorme sistema de enseñanza de 260.000 centros escolares que atienden a 36,4 millones de estudiantes y emplea a dos millones de maestros.

A pesar de los esfuerzos renovadores, como reconoció el presidente, el país se situó en la cola de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en ciencias, lectura y matemáticas, según el informe PISA de 2015.

En estos tres campos obtuvo una media de 416 puntos frente a los 492 del promedio de los 34 países que conforman el organismo.

El secretario de Educación, Aurelio Nuño, calificó hoy de "fundamental" la reforma del sector ante una sociedad que cambia rápidamente, y agradeció el apoyo de entidades y sociedad civil.

En julio pasado se presentó su propuesta de nuevo modelo educativo y se abrió un proceso de consulta, a través de foros en los que participaron pedagogos, académicos, padres de familia y organizaciones de la sociedad civil, entre otros, así como la población mexicana en general, vía la página web de la secretaría.

En total se recibieron 300.000 propuestas o comentarios procedentes de todo el país.

"Así pudimos construir la versión final del nuevo modelo", dijo el ministro, quien celebró que este no permite "concesiones políticas".

En su turno de palabra, el presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, destacó el "valor estratégico del consenso logrado".

Asimismo, dijo que desde el sindicato se buscará que nadie convierta el proceso de cambio en una "batalla ideológica o política".

El mandatario también tuvo hoy palabras para los docentes, el sector más preocupado por la reforma educativa desde la implementación de un examen que evalúa sus capacidades y que, de ser reprobado, se pone en peligro su empleo.

De acuerdo con cifras oficiales, 134.140 docentes (casi el 90 % de los convocados) participaron en la evaluación de trabajo en educación básica y media superior en el ciclo escolar 2015-2016.

Un 15,3 % obtuvieron resultados insuficientes, el 36,2 % suficientes, el 40,5 % buenos y el 8 % destacados y excelentes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.