Manifestante de paro camionero en Colombia murió por granada lacrimógena

La primera víctima mortal del paro camionero, que afecta a Colombia desde hace 38 días, murió como consecuencia del impacto de una granada de gas lacrimógeno, según estableció un estudio de forenses, informaron hoy fuentes oficiales.

El director del Instituto de Medicina Legal, Carlos Valdés, dijo a los periodistas que la causa de la muerte de Luis Orlando Saíz fue "un trauma craneoencefálico severo producido por un proyectil de alta velocidad lacrimógeno, de una granada de gas lacrimógeno a nivel craneoencefálico".

El galeno agregó que los expertos no hallaron "ninguna otra lesión adicional a esto".

Saíz murió el martes pasado en una zona del municipio de Duitama (centro) en donde se concentraban camioneros.

La familia de la víctima ha dicho que era un empleado de una fábrica local y que pasaba por el lugar cuando fue alcanzado en la cara por un proyectil.

Por su lado, la Defensoría del Pueblo de Colombia reclamó una "investigación urgente con resultados prontos de tal manera que se depuren las responsabilidades y se garantice la aplicación de justicia en este caso".

La entidad exhortó en un comunicado a la Fiscalía a agilizar las averiguaciones para establecer si, como se ha dicho desde algunos sectores, hay miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (ESMAD) "comprometidos".

A raíz del paro camionero el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, presentó hoy una batería de duras medidas para afrontar la situación, que incluye la incautación de vehículos, la imposición de millonarias multas y el despliegue de 50.000 miembros de los cuerpos de seguridad del Estado para controlar el orden público en las vías.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.