Maduro califica de "persecución ilegítima" orden EEUU contra su criptomoneda

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, calificó hoy la orden ejecutiva aprobada ayer por su homólogo estadounidense, Donald Trump, contra su criptomoneda "petro" de "persecución ilegítima" por parte de un Gobierno "imperialista" y pidió la "solidaridad" del mundo.

"Denuncio la persecución ilegitima, inmoral, absurda del Gobierno imperialista de mister Donald Trump contra el pueblo de Venezuela", declaró Maduro en un acto gubernamental a las afueras de Caracas transmitido por la emisión obligatoria de radio y televisión.

Insistió en que la decisión del Ejecutivo estadounidense forma parte de una "persecución financiera, monetaria, criminal" contra Venezuela y pidió "la solidaridad de los pueblos del mundo".

"También le digo al pueblo venezolano (...), al 'petr'o no lo para nadie, a Venezuela no la para nadie", añadió.

Washington prohibió ayer "todas las transacciones" vinculadas al sistema financiero estadounidense "con cualquier moneda digital que haya sido emitida por, para o en nombre del Gobierno de Venezuela a partir del 9 de enero de 2018".

En el texto de la orden ejecutiva, Trump argumenta que toma su decisión "a la luz de las recientes medidas adoptadas por el régimen de Maduro para intentar eludir las sanciones" estadounidenses previamente impuestas.

Maduro tildó hoy "el decreto" de "vergonzante, ilegal, absurdo", y aseguró que "fue solicitado por la oposición venezolana, porque fue la Asamblea Nacional (...) la primera que aprobó algo contra el 'petro'".

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, declaró a principios de este mes como nula la creación de este criptoactivo con el argumento de que se trata de una moneda "ilegal" que viola lo establecido en la Constitución.

El jefe del Ejecutivo venezolano también rechazó hoy las sanciones económicas aprobadas por Estados Unidos contra cuatro altos cargos de su Gobierno e hizo un llamado a los venezolanos para responder a esta "agresión" con "conciencia" y "unión nacional".

"La obsesión que tiene Donald Trump contra Venezuela es una obsesión inducida por gente que se la pasa comunicándose con él con whatsapp, le mandan mensajitos de whatsapp (...) no estoy exagerando y eso se va a saber", aseguró.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.