Madrid declara la guerra a los coches antiguos y prohíbe su circulación en 2025

contaminacion

A partir de 2025 los coches más antiguos, los que más contaminan, no podrán circular en el término municipal de Madrid. Esta es la medida más polémica recogida en el Plan de Calidad del Aire o Plan A diseñado por el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena para luchar contra la contaminación ocasionada por el tráfico rodado, principal emisor del dióxido de nitrógeno (NO2) (causante del cambio climático) con el objetivo de reducir sus niveles en un 15% en 2020.

El Ayuntamiento utilizará los distintivos medioambientales enviados por la Dirección General de Tráfico a los propietarios de los vehículos con menor índice de emisiones. Estas etiquetas han sido distribuidas entre todos los propietarios de vehículos censados en la ciudad con motores de gasolina matriculados después de 2000 y en los diésel a partir de 2006. De esta manera, en 2020 todos los vehículos que carezcan de distintivo ecológico no podrán aparcar en las zonas de estacionamiento regulado. Pero es que desde 2025 estos mismos vehículos tendrán limitada la circulación en toda la ciudad. Desde ese año los coches y furgonetas con etiquetas amarillas y verdes podrán transitar por todas las calles, excepto por la llamada 'área central cero emisiones', que se extenderá por buena parte del centro e incluirá calles tan importantes como la Gran Vía, Alcalá, Alberto Aguilera o Princesa. Estas vías estarán exclusivamente reservadas al transporte público y los vehículos con distintivos 'cero' o 'eco': eléctricos, híbridos y propulsados a gas.

Manuela Carmena recordó que los vecinos de Madrid «se han acostumbrado a circular de otra manera, el Plan A se adopta por «motivos de salud», dado que ante este problema «hay que ser ambiciosos, nosotros y los que vengan detrás».

El Ayuntamiento quiere que las medidas sean implantadas de manera progresiva. Para ello, desde el año que viene se limitará la velocidad a 70 km/h en la carretera de circunvalación M-30 y en todos los accesos a la ciudad en el tramo comprendido entre la M-40 y el casco urbano, independientemente del nivel de contaminación que exista. Actualmente el límite es de 90 km/h y de 70 km/h en caso de alerta. Asimismo, en 2018 se crearán áreas de velocidad reducida a 30 km/h, o zona 30, en los barrios que rodean la llamada almendra central de la ciudad, como son Moncloa, Chamberí o La Latina.

Para solucionar el problema que pudiera surgir a todas las personas que viajen a Madrid con su coche particular y que éste, dada su antigüedad, no supere las restricciones, el Ayuntamiento emprenderá la construcción de doce aparcamientos intermodales, ubicados en la periferia y conectados con el transporte público, principalmente la red de Metro. Está prevista la creación de 9.570 plazas cuyos precios serán sensiblemente más reducidos a los que existen actualmente en el centro de la ciudad.

El plan tiene entre sus objetivos renovar la flota de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes para que todos los vehículos sean de bajas emisiones -eléctricos o de gas-. Esto contempla la adquisición de 750 autobuses antes del 2020.

Desde el año que viene también se concederán incentivos para que los taxistas cambien sus vehículos de combustión por otros eléctricos o híbridos. El Consistorio pretende que solo se renueven las licencias para turismos, furgonetas o monovolúmenes destinados al servicio de autotaxi híbridos o eléctricos. Esto está motivado en que el plan contempla que sólo estos vehículos 'limpios' podrán llevar pasajeros a partir de 2025 por todo el término municipal. Por su parte, el Ayuntamiento quiere que el 90% de sus propios vehículos sean eléctricos o híbridos en 2030.

Enchufes y bicicletas

Toda esta restricción del vehículo privado y electrificación del parque viene acompañada, dentro del plan municipal, con la creación de una red de recarga de vehículos eléctricos y de suministros de gas. En el caso concreto de los 'enchufables' se promocionará la recarga en aparcamientos municipales y en los de residentes, así como en los lugares de trabajo o instalaciones medioambientales.

El Ayuntamiento de Madrid también promocionará la bicicleta. Para ello está prevista la construcción de 30 kilómetros de nuevos carriles-bici, así como la extensión del servicio de alquiler de bicicletas eléctricas BiciMAD, que podrán ser utilizadas con el abono de transportes de la Comunidad de Madrid.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.