Los reyes vuelan de regreso a Madrid tras concluir su visita a Argentina

El rey Felipe VI y la reina Letizia emprendieron en la tarde de este miércoles su regreso a Madrid tras su visita de tres días a Argentina y que concluyeron participando en Córdoba en diversos actos con motivo del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española.

La agenda de su visita se cerró junto al presidente argentino, Mauricio Macri, y su esposa, Juliana Awada, con quienes presidieron un almuerzo junto a unos 500 participantes en el congreso de la lengua.

Antes de su desplazamiento a Córdoba, los reyes protagonizaron el lunes y martes su primer viaje de Estado a Argentina, que se circunscribió a Buenos Aires.

En esa ciudad desarrollaron una serie de actividades en las que, en gran parte, estuvieron también acompañados por Macri y la primera dama argentina.

Así, pudo verse a la pareja real junto al matrimonio Macri en la Casa Rosada, en un almuerzo privado en la residencia presidencial de los Olivos, en una cena de gala y en la recepción que a su vez ofrecieron los reyes con motivo de su visita.

De la misma forma, don Felipe y Macri se reunieron con empresarios de sus dos países, mientras que la reina Letizia y Awada tuvieron un encuentro con representantes de la asociación iberoamericana de enfermedades raras.

El rey aprovechó algunas de sus intervenciones para trasladar el apoyo de España a las reformas impulsadas en Argentina por Macri, quien agradeció ese gesto y subrayó que su objetivo es seguir la senda de las que permitieron a España salir de la crisis.

En medio del viaje a Argentina se supo que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, había enviado una carta al rey en la que le instaba a que España pidiera disculpas por cómo se realizó la conquista de América hace 500 años.

No ha habido contestación alguna del monarca y la Casa Real se ha limitado a remitir al Gobierno español, que ha rechazado la aspiración de López Obrador.

Uno de los más contundentes en la respuesta ha sido el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien acompañó a los reyes en su visita a Argentina y, en declaraciones, a los periodistas aseguró que España no va a pedir disculpas "extemporáneas".

Este miércoles, en la apertura del Congreso de la Lengua, el rey sí realizó una llamada genérica a la fraternidad hispanoamericana. "¡Viva nuestra lengua!¡Viva nuestra hermandad", recalcó.

Sí se refirió poco después a la carta de López Obrador el premio Nobel Mario Vargas Llosa, quien también ante los asistentes al congreso, consideró que a quien debería haber dirigido su carta el presidente mexicano es a sí mismo, ya que todavía hay miles de indios explotados en su país.

No ha trascendido que durante la visita de los reyes se haya hablado sobre la situación en Venezuela, un asunto que es el motivo por el que, desde Argentina, Borrell viaja a Quito para participar mañana en la reunión del Grupo de Contacto entre países europeos y latinoamericanos sobre la situación venezolana.

Los reyes han reservado en su viaje tiempo para mantener dos encuentros, uno en Buenos Aires y otro en Córdoba, con representantes de la colectividad española residente en Argentina.

A los emigrantes españoles en este país se dirigió ayer don Felipe para asegurar que tanto España como Argentina tienen una deuda con ellos por su contribución al desarrollo de las dos naciones.

El avión de la Fuerza Aérea Española en el que los reyes viajan de regreso está previsto que aterrice mañana en Madrid a primera hora.

Este aparato protagonizó dos leves incidentes a su llegada la noche del pasado domingo al aeropuerto metropolitano Jorge Newbery de Buenos Aires.

Cuando ya se encontraba en tierra, rozó con una de sus alas un avión de los que utiliza el presidente argentino, aunque sin provocar ningún daño de consideración.

Además, cuando el aparato se detuvo, los reyes tuvieron que esperar durante casi una hora en su interior debido a que no se encontraba una escalera apta para ello.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.