López Obrador busca "batear de jonrón" con el fomento al deporte en México

El béisbol es el deporte favorito de Andrés Manuel López Obrador y al fomentar la actividad física en México, el candidato izquierdista a la presidencia y quien lidera las preferencia electorales, pretende batear de jonrón (dar un gran golpe que permita hacer una carrera).

La jerga de ese deporte, del que gusta y práctica, le ha servido durante su campaña para remarcar su primer lugar en la encuestas con frases como "estoy al 100 % y 'macaneando' (bateando) arriba de 300" y "vamos a ganar por paliza".

En el béisbol registrar .300 en porcentaje de bateo representa pegar de hit en tres de cada 10 oportunidades en la caja de bateo, esa cifra es alcanzable para jugadores destacados y López Obrador lo es en su terreno, la política.

En el inicio de su campaña, 1 de abril en Ciudad Juárez, Chihuahua, noroeste de México, López Obrador ofreció las primeras líneas de lo que sería su política deportiva de llegar a la presidencia.

"Vamos a apoyar actividades recreativas, vamos apoyar al deporte por su importancia, no sólo para el disfrute en lo personal sino también como medicina preventiva; el deporte de alto rendimiento y el deporte profesional", declaró aquel día.

Para el excampeón mundial de boxeo en cuatro categorías Erik "Terrible" Morales, candidato a diputado por la coalición que encabeza López Obrador en el estado de Baja California, la propuesta deportiva del dirigente es integral

"Para Andrés Manuel el deporte es una prioridad y lo ha dejado bien claro, hay que invertir en educación, cultura y deporte para evitar que niños y jóvenes tomen otros caminos", dijo Morales durante la reciente ceremonia en la que fue ingresado al Salón de la Fama del Boxeo en Canastota, Nueva York.

Tras su retiro en 2012, Morales apoyó campañas de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) pero la problemática social de su ciudad natal, Tijuana, lo llevó a sumarse a la coalición del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES).

Con la ventaja que tiene en la encuestas, López Obrador ha sido el único candidatos en presentar una propuesta de miembros de su gabinete y propuestas puntuales sobre activación física y deporte.

La coordinadora de campaña de López Obrador, Tatiana Clouthier, publicó en la red social Twitter un gráfico sobre los ejes de la propuesta deportiva: prevención, cohesión social y alto rendimiento.

Con el primero, López Obrador buscará elevar la activación física para revertir problemas de salud relacionados con el sedentarismo mediante propuestas como el uso de la bicicleta en zonas urbanas y un Comité de Activación Física.

En el segundo, está dirigido a una práctica deportiva que promueva un tejido social sano y un desarrollo integral de las nuevas generaciones a través de un trabajo en equipo entre padres de familia, maestros de educación física, federaciones y asociaciones deportivas.

En el tercero, planificación y transparencia en el alto rendimiento, pretende crear la Asociación por el Desarrollo del Deportista Mexicano (ADEMEX) que supervisará y planificará el trabajo entre Gobierno, iniciativa privada y deportistas.

"Parte de la plataforma y del Proyecto de Nación es trabajar en el tejido social y el deporte es una herramienta fundamental para ello", dijo hace algunas semanas a Efe la exatleta Ana Gabriela Guevara, de 41 años y candidata a diputada federal en el norteño estado de Sonora.

La propuesta de López Obrador también fue bien vista por dos excampeones mundiales del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en activo, Johnny González y Francisco "Bandido" Vargas, quienes consideraron que el país necesita un cambio en muchos ordenes, entre ellos el deporte, y creen que él lo puede dirigir.

González y Vargas participaron este domingo junto con luchadores profesionales y exdeportistas amateurs como la clavadista Mari José Alcalá y el exmedallista en México 68, Joaquín Rocha, en una rodada ciclista en apoyo a López Obrador en la céntrica Avenida Reforma.

A una semana de los comicios presidenciales en este país y parafraseando los términos beisboleros, López Obrador está en tres bolas y dos "strikes", la cuenta máxima para un bateador y busca en el horizonte un potencial jonrón que lo instale como presidente de México y así aplicar sus políticas deportivas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.