La Xunta se encuentra con la comunidad gallega residente en Cuba

El secretario general de Emigración de la Xunta, Antonio Rodríguez Miranda, ha comenzado su viaje oficial a Cuba con un encuentro con la comunidad de gallegos residentes en Villa Clara, quienes han podido trasladarle sus dudas y problemáticas.

En el encuentro celebrado hoy, Rodríguez Miranda se ha reunido con una comunidad formada por segundas generaciones nacidas ya en la diáspora, pero que mantienen -sostiene el Gobierno gallego en su comunicado- la nacionalidad española y fuertes vínculos con la tierra de origen de sus antepasados.

El responsable de Emigración del Ejecutivo gallego ha manifestado que estas segundas generaciones de migrantes son "una oportunidad para Galicia, porque dispersan su imagen por el mundo y suponen una importante ocasión de crecimiento futuro, tanto en términos de población como de proyección económica en toda América y Europa.

Al acto celebrado en la Biblioteca José Martí de Santa Clara asistieron, según la Xunta, más de doscientas personas que, además de la intervención de Rodríguez Miranda, atendieron las exposiciones de los otros participantes, el profesor Daniel Bulgado, miembro de un proyecto colaborativo entre institutos gallegos y americanos; y el escritor Heriberto González Reyes, que presentó su libro "En honor a mi pueblo".

Previamente, Rodríguez Miranda había mantenido una reunión con el coordinador en la provincia de la Federación de Sociedades Gallegas en Cuba, Augusto Blanco, además vicecónsul honorario de España, de quien destacó su labor en facilitar la llegada de los distintos programas del Gobierno gallego.

"Sin su concurso, de nada servirían los recursos que la Xunta pone a disposición de los gallegos en situación más precaria", afirmó, además de añadir que "sin ellos no podríamos llegar a los paisanos que nos necesitan, la inmensa mayoría de una muy avanzada edad".

Hasta un total de 7.101 personas percibieron el año pasado en Cuba las ayudas individuales de la secretaría general de Emigración, un colectivo cuya edad media se sitúa en los 77 años y que recibe una media de 210 euros en un pago único anual.

"Esta pequeña cantidad, desde el punto de vista de la Galicia territorial adquiere una alta relevancia en las familias receptoras, ayudándolas de manera significativa y aumentando la calidad de vida de nuestros mayores en Cuba, y de todo su entorno familiar", concluye Rodríguez Miranda.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.