La SIP condena amenazas a la libertad de prensa y el periodismo en Nicaragua

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó hoy las "graves amenazas contra la libertad de prensa y el ejercicio del periodismo que se registran a diario en Nicaragua", en medio de la "brutal represión" de las protestas contra el Gobierno.

El presidente de la SIP, el peruano Gustavo Mohme, director del diario "La República" de Lima, pidió al Gobierno de Daniel Ortega que "cese la represión" a la población, así como "el acoso, el amedrentamiento y las agresiones contra los periodistas"

"La labor de los periodistas en las calles es cada vez más difícil", señaló Mohme en un comunicado en el que la asociación, con sede en Miami (EE.UU.), se hizo eco de las denuncias del periódico "La Prensa", el canal 100% Noticias y Radio Corporación sobre "ataques y atentados contra sus reporteros y corresponsales en todo el país".

Por su parte, el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Roberto Rock, director del medio digital La Silla Rota de Ciudad de México, subrayó que "el régimen de Ortega" debe garantizar la integridad física de los que tienen el "deber de informar".

Para esos periodistas "va nuestra solidaridad y apoyo incondicional", resaltó Rock.

Entre otros casos, la SIP menciona el de Mynor García, corresponsal de "La Prensa" en Jinotepe, que fue asediado el 24 de junio en su residencia por partidarios del Gobierno.

El 18 de junio el periodista Eduardo Montenegro, dueño de una emisora de radio y dos canales de televisión en Matagalpa (norte del país), presentó una denuncia ante la SIP.

Montenegro dijo que las amenazas contra él y otros miembros de su familia se intensificaron durante el mes de mayo: "Recibimos numerosas llamadas en las que amenazaban de muerte y con quemar las instalaciones del canal y la radio Notimat, si continuábamos la cobertura de las protestas".

El 19 de junio grupos armados asaltaron en Managua a dos equipos periodísticos mientras cubrían el bloqueo de la carretera que conduce a la ciudad de Masaya, indicó la SIP.

El comunicado se refirió también a las periodistas Adelayda Sánchez, Gabriela Castro e Ileana Lacayo, que abandonaron sus residencias debido a amenazas, y recordó que a finales de abril la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) extendió medidas cautelares de protección a favor de Migueliuth Sandoval Cruz, viuda del periodista Ángel Gahona, asesinado el 21 de abril en Bluefields.

Poco después de ese crimen, el periodista estadounidense Tim Rogers, del canal digital Fusion, anunció su decisión de abandonar Nicaragua, en medio de amenazas de personas afines al Gobierno que lo acusaban de pertenecer a la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA).

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en América y de la que forman parte más de 1.300 publicaciones.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.