La Policía de Nicaragua presenta a otros cuatro detenidos por "terrorismo"

La Policía de Nicaragua presentó hoy a cuatro personas capturadas por "terrorismo" durante una "Operación limpieza" realizada hace dos días en la ciudad de Jinotega (norte), en medio de una crisis en la que han muerto entre 277 y 351 personas en protestas contra el presidente Daniel Ortega.

Denis Hernández Gutiérrez, Yamileth Gutiérrez Moncada, Jezlel Úbeda y Joel Villagra, fueron detenidos en el barrio Sandino, considerado el "Monimbó del norte" por su resistencia ante Ortega, en medio de una operación de las "fuerzas combinadas" del Gobierno, compuestas por policías, antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos de choque oficialistas, que dejó 3 muertos.

El grupo de sumó a una lista de más de 700 personas arrestadas en las dos últimas semanas por el delito de "terrorismo", según las organizaciones humanitarias establecidas en Nicaragua.

El actuar de la Policía local fue criticado este miércoles por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).

"Esta Policía Nacional dejó de ser profesional hace mucho tiempo, no hay que asumir con certeza sus comunicados", dijo a los periodistas el experto legal del CENIDH, Gonzalo Carrión.

Carrión contrastó la agilidad con que la Policía nicaragüense presentó a los acusados de "terrorismo" con el caso de la estudiante brasileña Rayneia Gabrielle Lima, asesinada en Managua la misma noche del ataque a Jinotega.

El autor del crimen de la brasileña no ha sido identificado, pese que la institución policial dijo que se trata de un "guarda de seguridad privada".

"Ella murió en una zona de dominio de estos grupos militares en Managua, la Policía ya debería decir quién es ese agente de seguridad, a qué agencia le trabajaba, qué tipo de arma tenía, y explicar la presencia de paramilitares del Gobierno", cuestionó el abogado.

El Gobierno de Brasil convocó el martes a la embajadora de Nicaragua en ese país, Lorena Martínez, para dar explicaciones sobre la muerte de la estudiante brasileña víctima de disparos de supuestos paramilitares en Managua.

El canciller brasileño, Aloysio Nunes, llamó además a consultas al embajador de Brasil en Nicaragua, Luís Cláudio Villafañe, por el mismo tema, señalaron a Efe en Brasilia fuentes de la Cancillería.

Tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Ortega por "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país.

El Gobierno de Nicaragua ha negado cada señalamiento.

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que ha cobrado entre 277 y 351 vidas en 3 meses, la más sangrienta desde la década de los años de 1980, también con Ortega siendo presidente.

Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.