La CE alerta de las barreras comerciales que perduran en Argentina y Brasil

La Comisión Europea (CE) alertó hoy de que persisten en Argentina y "especialmente" en Brasil barreras al comercio en vigor desde hace tiempo, a pesar de algunos progresos conseguidos en particular por las autoridades argentinas.

La CE presentó hoy un análisis de las tendencias proteccionistas en el mundo, que siguen siendo "fuertes" con 200 nuevas medidas proteccionistas adoptadas en los 31 países a los que realiza un seguimiento.

Según dijo, esto incrementa la cantidad total de medidas restrictivas al comercio adoptadas en estos países desde el inicio de la crisis económica a más de 1.000.

La CE valoró en particular que desde diciembre de 2015 Argentina haya suprimido la necesidad de una declaración jurada antes de la exportación de bienes (aunque la mantiene para los servicios), y vio "positivos" los avances en el sistema de licencias de exportación y la mayor parte de sus derechos de exportación de productos agrícolas e industriales.

En cambio, recordó que Argentina sigue siendo uno de los países con mayor número de este tipo de medidas puestas en marcha desde 2008.

Por lo que se refiere a Brasil, lamentó que siga imponiendo medidas en las aduanas que dan un apoyo discriminatorio a su economía local en diferentes sectores, o que limite la inversión extranjera en medios de comunicación, aviación, transporte, servicios postales, minería o sanidad.

Además impone impuestos y subsidios condicionados a contenidos locales a sectores como los vehículos, la electrónica o maquinaria, y en junio de 2015 aumentó las tasas a bienes importados, en especial a farmacéuticos, cosméticos y neumáticos, lo que discrimina las importaciones e impulsa la protección del mercado.

Sobre compras públicas, la CE señaló que Brasil mantiene márgenes preferenciales (entre el 8 y el 25 %) para productos nacionales, y por lo que respecta a las medidas sanitarias y fitosanitarias, apuntó que el país mantiene procedimientos de aprobación "largos, complejos e impredecibles", entre otros problemas.

Como punto positivo, la CE señaló que Brasil abolió en diciembre pasado un sistema discriminatorio de impuestos internos a vinos y bebidas alcohólicas, y que en 2015 hubo "progresos significativos" para las exportaciones europeas de lácteos, cerdo, pescado, miel, vacuno y ciertos productos vinculados con plantas.

Entre las restricciones al comercio más comunes se encuentra el veto a productos, o los derechos y licencias a la importación y exportación, a las que siguen medidas internas que afectan sobre todo al comercio de servicios, las inversiones y el acceso a los contratos públicos.

Las economías emergentes son responsables de aproximadamente la mitad de las nuevas medidas restrictivas introducidas entre junio de 2014 y diciembre de 2015, aunque los países en desarrollo, incluyendo algunos del G20, también siguen adoptando tales medidas a pesar de sus continuos compromisos en contra del proteccionismo.

Así, China, apoyándose en la seguridad nacional, limita el acceso al mercado público y a la inversión extranjera, mientras que Rusia aplica medidas proteccionistas en sus regulaciones técnicas, medidas sanitarias y fitosanitarias y aduanas, e India ha incrementado los aranceles a diversos productos tecnológicos y adolece de una protección de patentes eficaz.

La CE también hizo hincapié en las restricciones a la importación de acero por parte de varios países en incumplimiento de las normas de la Organización Mundial del Comercio.

Por lo que se refiere a Estados Unidos y Japón, la Comisión dijo que persisten "obstáculos importantes" en las licitaciones públicas, las medidas sanitarias y fitosanitarias y las barreras técnicas al comercio.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.