Kabul pierde territorio frente a talibanes y se disparan las bajas de EEUU

El Gobierno de Kabul controla apenas un 57 % del territorio tras perder fuelle frente a los talibanes, mientras que las bajas de las tropas estadounidenses en el conflicto se dispararon a casi el doble entre enero y agosto, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR).

De acuerdo con un informe de este órgano del Congreso de Estados Unidos publicado hoy, el aumento en la implicación de las tropas de Washington en Afganistán se ha traducido también en un incremento en sus bajas, con diez muertos y 48 heridos entre el 1 de enero y el 23 de agosto, 7 y 22 más que en el semestre anterior, respectivamente.

Los datos son, además, el doble que los registrados en los primeros semestres de 2015 y 2016.

Paralelamente, ha aumentado el número de bombardeos realizados en el país contra los talibanes y el grupo yihadista Estado Islámico (EI), 2.400 entre enero y septiembre, la cifra más alta desde 2014, según el SIGAR.

A pesar del incremento del rol de combate de EEUU, que en septiembre aumentó en 3.000 efectivos el contingente de 8.400 que ya mantenía como parte del operativo de entrenamiento de la OTAN y en tareas antiterroristas, el control del Gobierno afgano está en su "punto más bajo" desde que el SIGAR comenzó a contabilizarlo en 2015.

En agosto pasado, Kabul controlaba o tenía influencia sobre apenas un 56,8 % del territorio, un 2,9 % menos que tres meses antes, y su brazo llegaba a 231 de los 407 distritos del país.

Los talibanes, por su parte, controlan o tienen influencia en 54 demarcaciones administrativas, en las que viven 3,7 millones de personas, un 11 % de la población afgana y 700.000 habitantes más que seis meses antes.

La gran mayoría, casi 21 de los 32 millones de afganos, viven en lugares controlados o bajo la influencia del Gobierno, mientras que los restantes, unos 8 millones, permanecen en áreas disputadas entre los dos bandos.

El SIGAR advirtió de que los ataques de envergadura registrados en el segundo trimestre del año en el país han minado la confianza de los afganos en la capacidad del Gobierno para protegerles.

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, el Gobierno de Kabul ha ido perdiendo terreno ante los talibanes, que continúan lanzando importantes ataques y ofensivas de forma regular.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.