Indígenas piden una nueva Constitución en Guatemala que garantice sus tierras

Colectivos indígenas de Guatemala reclamaron hoy un proceso constituyente para que una nueva Carta Magna garantice el acceso a la tierra y acabe con las prácticas abusivas de las empresas extractivas que ocupan los territorios de los pueblos originarios.

Así lo ha manifestaron los portavoces de las comunidades indígenas durante la celebración del "Diálogo Público Estado y Pueblos Indígenas", a propósito del Día Internacional de las poblaciones originarias, en el que participaron los presidente de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, Jimmy Morales, Mario Taracena y Ranulfo Rojas, respectivamente.

Ante ellos, uno de los líderes comunitarios más reconocidos, Tata Domingo, denunció el "racismo" estructural que padecen los colectivos indígenas desde hace décadas y que se traduce en discriminación y persecución contra los defensores de sus derechos.

Por ello, reclaman la construcción de un nuevo Estado "plurinacional" que reconozca la autonomía de los pueblos originarios.

"No hemos sido parte del Estado actual", afirmó Domingo.

Las principales demandas de los grupos indígenas, recogidas en un documento que ha sido entregado a los mandatarios estatales, pasan por una nueva Constitución y por la redacción de leyes que reconozcan el acceso a la tierra e incluya compensaciones por las expropiaciones sufridas.

Asimismo, exigen el fin de las explotaciones mineras que esquilman los recursos naturales de las tierras mayas sin el beneplácito de las comunidades.

Otra de las peticiones de los colectivos indígenas es el reconocimiento de la justicia maya, en la que juega un rol fundamental la familia y en la cual no existen penas de cárcel.

Ante estas reclamaciones, vitoreadas por el auditorio, el presidente Morales respondió apelando a la "participación" de las comunidades indígenas en la formulación de los cambios en Guatemala.

Este posicionamiento fue respondido por los representantes indígenas, quienes aseguraron que no basta con participar sino que ha llegado el momento de tomar decisiones.

Por su parte, el presidente del Congreso, Mario Taracena, apostó por la aprobación de la ley de desarrollo rural como herramienta para la transformación de la vida de estas comunidades.

Mientras, el máximo responsable del Organismo Judicial reconoció que la prioridad es extender la presencia de intérpretes, mediadores y facilitadores judiciales para garantizar los derechos de los pueblos originarios.

Guatemala es un país multicultural y plurilingüe compuesto por cuatro grandes culturas: maya, xinca, garífuna y ladina.

En el territorio guatemalteco existen 25 comunidades lingüísticas, y el porcentaje de la población indígena es de un 40 por ciento, según el último censo de 2011.

Según datos facilitados por Naciones Unidas, se estima que en la actualidad existen unos 370 millones de personas de diferentes comunidades indígenas repartidos por 90 países.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.