Gobierno de Guatemala cree que la muerte de 22 niñas se podría haber evitado

El titular de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia de Guatemala, Carlos Rodas, reconoció hoy que la tragedia que se saldó con la muerte de 22 niñas tras un incendio en un centro de menores se pudo haber evitado y culpó de ello a las autoridades judiciales.

En una conferencia de prensa, el funcionario explicó que ya se habían planteado la necesidad de trasladar a los menores internos en el centro en el que estaban recluidos por diversos delitos, entre ellos extorsiones.

"Yo hablé de la necesidad de separar a esos adolescentes para garantizar la integridad de ellos y otros (...) pero dichas solicitudes fueron denegadas" por dos jueces, agregó, y señaló que los traslados solo pueden ser autorizados por órganos jurisdiccionales.

Según relató, el martes a mediodía se inició un motín por parte de algunos adolescentes, unos 40, para fugarse, pero después de una actuación en la que colaboró la policía se logró ubicar a la mayoría, mientras unos 19 están aún en paradero desconocido.

Tras un registro, esta mañana, sobre las 09.00 hora local, algunas de las jóvenes prendieron fuego a unas colchonetas y eso provocó la muerte de al menos 22 niñas y dejó heridas a otras 38 con quemaduras graves.

El auxilio, continuó, fue inmediato "sin embargo sucedieron los hechos lamentables que pudieron ser evitados con una orden judicial (...). No evadimos responsabilidad, la asumimos. No podemos recuperar esas vidas".

Rodas relató algunos episodios que muestran a algunos de los jóvenes recluidos, más de 700 según los últimos datos oficiales, como violentos, motivo que llevó a pedir a dos juzgados la reubicación de ellos en otros lugares, pues en este conviven, entre otros, hasta 200 menores con discapacidades.

El funcionario, que mostró toda la disposición de colaborar con las autoridades en la investigación, también señaló, "con dolor", que muchos padres y familias no "han querido tener" a sus hijos en sus casas aunque son hogares "idóneos".

Por su parte la titular de la Procuraduría General de la Nación, Anabela Morfín, también reconoció que los hechos se podían haber evitado: "Realmente creo que todas la autoridades (...) tenemos que tomar en cuenta que de la adecuada respuesta que se de (...) se pueden evitar hechos tan dolorosos".

En el refugio, ubicado en el municipio capitalino de San José Pinula, hay internados 748 menores, aunque su capacidad es de 400, y entre ellos además de pequeños huérfanos o víctimas de violencia también están recluidos algunos acusados de pertenecer a pandillas o de delitos criminales, según denunciaron los familiares.

El Gobierno de Guatemala ordenó la destitución del director del centro y decretó tres días de luto, motivo por el que la bandera del país ondea a media hasta desde la Plaza de la Constitución.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.