Exembajador europeo en Washington asesorará a Juncker sobre relación con EEUU

La Comisión Europea designó hoy al exembajador comunitario en Washington David O'Sullivan como asesor especial del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, para las relaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos, en un momento de distanciamiento con este país por sus políticas aislacionistas.

En su nuevo cargo, el diplomático irlandés dará consejos a Juncker sobre estrategias y prioridades en las relaciones con la primera potencia mundial, indicó la Comisión en un comunicado.

O'Sullivan fue embajador del club comunitario en Estados Unidos desde 2014 hasta este mismo año y antes había sido director de operaciones del Servicio Europeo de Acción Exterior, en cuyo establecimiento participó.

El funcionario irlandés también ocupó el puesto de jefe de gabinete del presidente de la Comisión Europea Romano Prodi en 1999 y 2000 y el de secretario general del Ejecutivo comunitario entre los años 2000 y 2005.

Además, cuenta con experiencia en política comercial, pues fue director general de Comercio en la Comisión desde 2005 hasta 2010.

El comercio ha sido, precisamente, el ámbito en el que se ha producido un mayor aumento de la tensión entre Bruselas y Washington desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, llegó a la Casa Blanca.

No obstante, las relaciones transatlánticas discurren ahora en una suerte de tregua tras un tenso 2018 en el que Trump impuso aranceles al acero y aluminio europeos, materializando así la agenda proteccionista que fue una de sus grandes promesas electorales.

El pasado 18 de enero, la Comisión envió a los Estados miembros las directrices para negociar con EEUU un acuerdo comercial que excluirá capítulos contenidos en el TTIP, el ambicioso pacto que quedó congelado tras la llegada de Trump al poder.

El mandato de negociaciones que todavía deben aprobar los países incluye el sector del automóvil, una industria vital para Europa a la que Trump ha amenazado con imponer gravámenes de hasta el 25 %.

La posibilidad de que estos aranceles lleguen a oficializarse no ha desaparecido, ni siquiera tras el "alto el fuego" alcanzado entre Trump y Juncker en julio de 2018, cuando cerraron un compromiso para trabajar juntos con vistas a reducir a cero los aranceles en varios sectores.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.