España y Perú verán situación de Venezuela para "intentar coordinar" posturas

Los presidentes de España y Perú, Pedro Sánchez y Martín Vizcarra, aprovecharán la visita de Estado del mandatario sudamericano a España para analizar la situación en Venezuela e "intentar coordinar" sus respectivas posiciones.

España pertenece y es impulsora del Grupo Internacional de Contacto integrado por la Unión Europea y varios países iberoamericanos entre los que no figura Perú, que es miembro del conocido como Grupo de Lima.

"Los puntos de contacto entre ambos grupos y posturas son muchos más que los matices diferenciales", por lo que previsiblemente la situación de Venezuela será uno de los puntos incluidos en la declaración conjunta que firmarán Sánchez y Vizcarra tras su encuentro, han asegurado fuentes de Moncloa.

Tanto el Grupo Internacional como el de Lima buscan soluciones a la situación planteada en Venezuela por el régimen de Nicolás Maduro y su enfrentamiento con el líder de la oposición y "presidente encargado", Juan Guaidó, pero lo hacen con planteamientos distintos.

Mientras el Grupo de Contacto -creado en febrero de 2019- busca "facilitar" el diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición que permita llegar a una "solución venezolana" del conflicto, el Grupo de Lima -creado en agosto de 2017- rechaza el diálogo con Maduro por considerar que "representa una amenaza sin precedentes a la seguridad, la paz, la libertad y la prosperidad en toda la región".

Fuentes de Moncloa han explicado que Sánchez y Vizcarra abordarán esta cuestión en la reunión que mantendrán el próximo jueves 28 de febrero en la que "habrá un intercambio de opiniones para que podamos perfeccionar nuestras posiciones".

Así, han subrayado que "ambos coincidimos en el deseo de que se restaure la democracia" en Venezuela, ambos han reconocido al presidente de la Asamblea Nacional como "presidente encargado" y ambos consideran que "lo importante es ayudar a Guaidó a que se puedan convocar elecciones".

La diferencia fundamental es que mientras el Grupo de Contacto cree imprescindible el diálogo con Maduro para lograr una convocatoria de elecciones libres, pacíficas y democráticas, el Grupo de Lima considera que cualquier interlocución con él es un balón de oxígeno para un presidente que la comunidad internacional considera ilegítimo.

"No hay una solución fácil", han opinado las fuentes de Presidencia, que seguirán trabajando por "que en Venezuela se camine pacíficamente hacia la paz".EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.