El Ejército de EEUU bloqueó el acceso a internet a una organización rusa

Un cibercomando del Ejército de Estados Unidos bloqueó el acceso a internet a una entidad rusa que supuestamente buscaba interferir y "sembrar discordia" en las elecciones legislativas estadounidenses de 2018, informó hoy el diario "The Washington Post".

Al parecer, el bloqueo se llevó a cabo contra la Agencia de Investigación de Internet (Internet Research Agency, IRA, en sus siglas en inglés), una compañía rusa con sede en la ciudad de San Petersburgo, cuya actividad consiste en generar influencia política en la red que beneficie los intereses geopolíticos y económicos de Rusia.

La empresa fue ampliamente analizada en un informe firmado por la Comunidad de Inteligencia de EEUU en enero de 2017, que la describió como una entidad "vinculada con la inteligencia rusa" que funcionaba a modo de "fábrica de troles" en internet.

Según la versión pública del documento, el patrocinador principal de esta organización es un oligarca no identificado cercano al presidente ruso, Vladímir Putin, que tras apoyar las acciones rusas en Ucrania comenzó su actividad en EEUU al respaldar al ahora presidente, Donald Trump, desde el comienzo de su campaña electoral a finales de 2015.

De acuerdo con medios rusos, se trata del empresario Yevgueni Prigozhin, conocido como "el cocinero de Putin", por organizar banquetes oficiales con sus empresas de catering -que tienen el monopolio de suministrar comida a todas las escuelas de Rusia-, y al que investigaciones independientes acusan de dirigir la citada "fábrica de troles".

También lo responsabilizan de dirigir un compañía militar privada ("Vagner") -oficialmente ilegal- que combate junto a los separatistas prorrusos en el este de Ucrania y en Siria, así como con presencia ya en varios países de África, donde a cambio de estos servicios militares consigue para sus empresas de los gobiernos locales licencias de explotación de importantes yacimientos de materias primas.

"Básicamente, desconectaron a la agencia rusa (IRA)", reveló al rotativo una fuente conocedora del tema que habló bajo condición de anonimato.

Esta acción es parte de la primera ofensiva cibernética contra Rusia diseñada para frustrar los intentos de ese país de interferir en los procesos legislativos de EEUU, explicaron los funcionarios del Ejercito.

La operación fue coordinada por el Comando Cibernético estadounidense, creado en 2009 por la agencia de Seguridad Nacional y reforzado en los últimos años por el Gobierno de Trump y el Congreso para ampliar sus capacidades ofensivas y defensivas en la red.

No obstante, algunos analistas se mostraron escépticos con el valor disuasorio de esa acción, ya que las tácticas de Rusia están evolucionando.

"Esta operación sería un pinchazo más molesto que disuasorio a largo plazo", consideró el experto de Estudios Estratégicos de la Universidad Johns Hopkins Thomas Rid, en declaraciones a "The Washington Post".

Algunos funcionarios estadounidenses argumentaron que una "gran disuasión estratégica" no es siempre la meta.

"Parte de nuestro objetivo es lanzar un pequeño balón, inyectar un poco de fricción, sembrar confusión", defendió un funcionario del Pentágono, quien aseguró que "hay valor en eso", porque muestran "lo que está en el ámbito de lo posible."

"Ya no es la vieja forma de hacer negocios", afirmó.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.