El déficit comercial de EEUU aumenta a su mayor nivel en 10 meses

El déficit comercial de Estados Unidos aumentó un 8,7% en junio hasta 44.500 millones de dólares, su nivel más alto en 10 meses, por la subida de los precios del petróleo y las importaciones de bienes y electrónica.

Según informó hoy el Gobierno, las importaciones aumentaron en junio en un 1,9%, hasta 227.700 millones de dólares; mientras que las exportaciones avanzaron un modesto 0,3%, hasta 183.200 millones de dólares.

El aumento, en línea con lo esperado por los analistas, sitúa el déficit en su nivel más elevado en casi un año, después de la subida del déficit comercial en mayo, hasta 41.000 millones de dólares.

El déficit comercial medio de los últimos 12 meses hasta junio se mantuvo en 40.100 millones de dólares, por debajo de los niveles de balanza comercial negativa, alrededor de 60.000 millones, que solía tener la primera economía mundial antes de la crisis.

Estados Unidos, que se había convertido en una potencia en el terreno de la extracción de crudo no convencional, exportó menos hidrocarburos, así como menos automóviles nuevos, dos de los apartados que se habían consolidado con la recuperación económica.

Las exportaciones a la Unión Europea, por el contrario, aumentaron un 7,8%, con un fuerte incremento del 18,2% de los envíos al Reino Unido.

El déficit de la balanza de bienes aumentó un 6%, hasta 66.000 millones de dólares; mientras que el tradicional superávit en servicios aumentó un 1,4%, hasta 21.500 millones de dólares.

Los datos de balanza comercial confirman que el consumo de los estadounidense, equivalente a dos tercios del producto interior bruto (PIB), sigue siendo sólido en sectores como el farmacéutico, los aparatos electrónicos, electrodomésticos o textiles.

El déficit comercial con China aumentó un 2,5%, hasta 29.800 millones de dólares, el mayor nivel desde noviembre, al tiempo que con Japón el déficit de bienes aumentó un 16%, hasta 6.000 millones.

Las importaciones de alimentos se resintieron al pasar de 10.800 millones de dólares a 10.464 millones, mientras el apartado de importaciones industriales se incrementó un 6%, con una rebaja de aparatos industriales.

El valor de las importaciones desde los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aumentó un 11%, hasta 7.000 millones de dólares.

Las importaciones desde Arabia Saudí y Venezuela se incrementaron, lo que señala que los efectos del petróleo barato, que hace más rentables a los países con crudo de fácil extracción, se mantienen con la fortaleza del dólar.

Entre los países de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Estados Unido vio triplicarse el déficit comercial con Canadá, pese a que las exportaciones al vecino del norte tocaron su nivel más alto del año, con 24.000 millones de dólares.

El déficit comercial con México se redujo un 7,8%, hasta 4.700 millones de dólares, por el aumento de las exportaciones por encima del incremento de las importaciones.

La mayor fortaleza del dólar frente a las principales divisas, especialmente el euro y la libra esterlina, sigue afectando al sector exportador estadounidense, que se había convertido en parte clave de la recuperación tras la crisis de 2009.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.