Ejército de Nicaragua respalda negociaciones y espera "consensos necesarios"

El Ejército de Nicaragua mostró hoy su respaldo a las negociaciones entre representantes del Gobierno del presidente Daniel Ortega y de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que tiene como fin superar la crisis sociopolítica que vive el país.

"Nicaragua da inicio a un encuentro trascendental para todos los nicaragüenses, donde autoridades nacionales y representantes de diferentes sectores tendrán la responsabilidad histórica de lograr los consensos necesarios para bienestar de la nación", señaló la institución castrense en una declaración pública.

En el documento, el Ejército destacó "la imperiosa necesidad de reflexionar pensando siempre en lo mejor para la patria" y aseguró que las Fuerzas Armadas, desde la Comandancia General hasta los alumnos en formación militar y personal auxiliar, respaldan esa nueva mesa de negociaciones.

"Respaldamos este esfuerzo que debe alcanzar los consensos necesarios, como única ruta para la búsqueda de soluciones que nos permitan reencausarnos para consolidar la seguridad, tranquilidad, estabilidad, el desarrollo, el bienestar y el mayor anhelo de todos: ¡LA PAZ!", resaltó.

En su declaración, el Ejército afirmó sumarse "a los sentimientos de la inmensa mayoría de nuestro pueblo, que abriga la esperanza que con algo sentido patriótico se lograrán en corto tiempo, resultados pensando en lo mejor para la patria y en beneficio de todos los nicaragüenses".

Asimismo, reiteró su llamamiento a la no violencia, a la no estabilidad, y sí a la tranquilidad y a la paz.

Diversos sectores políticos y sociales de Nicaragua han criticado "el silencio y la poca beligerancia" que mantuvo el Ejército con los grupos parapoliciales que actuaron con la aquiescencia del Gobierno el año pasado, en el marco de la crisis sociopolítica que atraviesa este país centroamericano.

En su informe ante el Consejo Permanente de la OEA, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señaló al Gobierno de Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, como responsable de graves violaciones de derechos humanos y avisó de un "patrón" de "uso excesivo y arbitrario de la fuerza letal de forma deliberada" por parte de la Policía Nacional, en colaboración con grupos paramilitares.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) ha denunciado que policías, antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos de choque oficialistas hicieron "uso de arma de guerra no justificado, con francotiradores, contra ciudadanos que protestan cívica y pacíficamente".

Nicaragua creó hoy una nueva mesa de negociaciones para superar de forma pacífica la crisis sociopolítica que vive desde abril, para la que la Organización de Estados Americanos (OEA) se ofreció como garante.

La mesa se estableció entre el Gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, sin la participación del presidente Ortega ni Rosario Murillo, como sí ocurrió en un primer intento fallido de diálogo en mayo pasado.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.