EEUU exige la liberación inmediata de un estadounidense encarcelado en Irán

La Casa Blanca denunció hoy que Irán ha vuelto a encarcelar al estadounidense Banquer Namazi, liberado a finales de enero por motivos de salud después de casi dos años en prisión, y exigió la inmediata liberación de ese preso y del resto de ciudadanos norteamericanos "injustamente detenidos" en el país.

"La Administración de Donald J. Trump está profundamente preocupada porque Irán haya devuelto al ciudadano estadounidense Baquer Namazi a su notoria prisión de Evin después de liberarle brevemente bajo fianza para que pudiera someterse a un examen médico", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

"Por lo que tenemos entendido, la decisión de volver a encarcelar al señor Namazi se tomó pese al rotundo consejo en contra de sus doctores y del propio encargado médico del régimen iraní", agregó Sanders en un comunicado.

Namazi, de 81 años, fue condenado a una pena de diez años en octubre de 2016 por espionaje, un cargo que según la Casa Blanca es "falso".

"Ha sido hospitalizado cuatro veces en el último año y sigue sufriendo problemas de corazón que amenazan su vida. Sigue teniendo una necesidad urgente de cuidados médicos constantes, y el Gobierno estadounidense considera que Irán es completamente responsable de su bienestar", sostuvo Sanders.

"La Administración estadounidense llama de nuevo a la liberación inmediata e incondicional de todos los ciudadanos estadounidenses en Irán que han sido injustamente detenidos o están desaparecidos, incluidos Baquer Namazi, su hijo Siamak Namazi, Xiyue Wang y Robert Levinson", quien desapareció en Irán en 2007, añadió.

La detención de los Namazi se produjo en un momento en que el régimen de Teherán detuvo a varios iraníes de doble nacionalidad estadounidense, británica y canadiense, entre otras, acusados de espionaje.

El pasado septiembre, la Justicia iraní confirmó en apelación las penas de diez años de prisión dictadas contra Banquer y Siamek Namazi, así como contra otra persona con nacionalidad estadounidense, Xiyue Wang, quien, según Teherán, buscaba en 2016 infiltrarse en instituciones para obtener información clasificada.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.