EEUU endurece su postura en la crisis rohinyá y urge a otros países a actuar

Estados Unidos anunció hoy que será más "agresivo" para resolver la crisis rohinyá e instó a la comunidad internacional a presionar al Ejército birmano para que acabe con las agresiones a esta minoría, que Washington califica de "limpieza étnica".

"Creo que deberíamos ser más agresivos", afirmó el embajador para la Libertad Religiosa del Departamento de Estado, Sam Brownback, en una rueda de prensa.

El diplomático subrayó que no han visto "ningún progreso en el país", y que han detectado agresiones contra los ronhiyá (musulmanes) y la etnia kachín, de mayoría cristiana y residente en el estado homónimo del noreste del país.

Washington ha observado en los últimos meses, según Brownback, "un aumento de los esfuerzos del Gobierno" de Birmania (Myanmar) para perseguir a los kachín con una nueva ofensiva por tierra y aire contra las zonas controladas por el Ejército Kachin para la Independencia (KIA), una guerrilla separatista.

"El número de refugiados se está incrementado en la parte norte de Birmania, ahora tenemos la situación desesperada de los rohinyá, a la que se suman los kachín", resumió Brownback.

Según la Oficina para Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), unas 7.400 personas han tenido que huir del estado de Kachin desde abril a causa de los combates entre el Ejército birmano y los separatistas de la región, que llevan décadas reclamando una mayor autonomía.

Brownback consideró en varias ocasiones que es necesaria "una mayor reacción" de la comunidad internacional para resolver la crisis rohinyá y sugirió que Estados Unidos podría tratar de buscar una alianza con otros países, aunque no ofreció detalles sobre una estrategia concreta.

El Departamento de Estado anunció hoy que celebrará el próximo 25 y 26 de julio en Washington la primera reunión ministerial temática sobre libertad religiosa con el objetivo de identificar las amenazas y debatir medidas para acabar con la persecución y discriminación por razón de credo.

"Hay un debate sobre qué acciones debe tomar Estados Unidos y la comunidad global con los rohinyá. Creo que EE.UU. es mejor cuando opera con otros países de ideas afines. De eso se trata la reunión ministerial de poner a trabajar a aliados con ideas afines sobre el tema de la libertad religiosa", dijo Brownback.

El año pasado, Estados Unidos sancionó al jefe militar birmano, Maung Maung Soe, y describió como "limpieza étnica" los abusos contra los rohinyás en el estado occidental de Rakáin, hogar de esta etnia desde hace siglos y de donde comenzaron a huir en agosto de 2017 debido a ataques del Ejército birmano.

Brownback visitó recientemente los campos de refugiados rohinyás en Bangladesh y pidió permiso para viajar a Birmania y reunirse con la jefa de facto del Gobierno birmano, Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz en 1991.

Sin embargo, según narró hoy, las autoridades birmanas no le permitieron reunirse con Suu Kyi y no le dejaron visitar Rakáin, por lo que decidió suspender su viaje.

El informe presentado hoy se elabora anualmente por orden del Congreso estadounidense, y urge al secretario de Estado a decidir en un plazo de 90 días si hay algunos países "de preocupación especial" por la falta de libertad religiosa, lo que puede restringir la ayuda económica a esas naciones.

No obstante, el secretario de Estado puede incluir a un país en esa lista negra pero no aplicarle sanciones si es en el interés de Estados Unidos, como ocurrió el año pasado con Arabia Saudí, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán.

Birmania figura desde 1999 en esa lista negra y, como consecuencia, tiene restringida la compra de armas a Estados Unidos.

China, Irán, Corea del Norte, Eritrea y Sudán también están actualmente en esa lista de países "de preocupación especial"; mientras que Pakistán fue colocado el año pasado en "una lista de observación" por permitir las agresiones a las minorías religiosas y condenar a muerte a quienes cometen blasfemia contra el islam.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.